¿Qué medicamentos suelen usarse de manera indebida?

 En Adicción a medicamentos, Farmacodependencia, Tratamiento para adicción a medicamentos

La farmacodependencia es un problema que se presenta cuando una persona hace uso indebido y abuso de medicamentos, generalmente recetados en formas o dosis distintas a las indicadas por el médico. Incluso llega a ser común que la persona tome el medicamento de otra persona o haga uso de ciertos fármacos con fines recreativos, para llegar a un estado de euforia. Para que nuestros visitantes conozcan más acerca de este problema que en Oceánica nos especializamos en tratar, dedicaremos esta publicación en nuestro blog a presentar los medicamentos que más comúnmente se usan de manera indebida.

Las personas con problemas de adicción a medicamentos regularmente consumen los que pertenecen a tres categorías:

Opioides

Son aquellos recetados para el alivio del dolor por el efecto de bloqueo en los receptores nerviosos. Los medicamentos de este tipo tienen efecto sobre las regiones del cerebro que se encargan del control de emociones, lo que contribuye a disminuir los efectos del dolor. Por su química, los opioides pueden crear un estado de euforia y efectos similares a la heroína, lo que incrementa los riesgos de desarrollo de una adicción.

Depresores del sistema nervioso central

A este grupo pertenecen sedantes, tranquilizantes e hipnóticos empleados para el tratamiento de trastornos de ansiedad y del sueño, como benzodiacepinas, no benzodiacepínicos y barbitúricos. Los efectos de los depresores del sistema nervioso central aumentan la inhibición de la actividad cerebral y el mayor riesgo de su consumo de manera indebida es que se requieren dosis mayores para lograr los efectos una vez que el organismo se ha vuelto tolerante y se han superado los efectos secundarios que se presentan los primeros días de consumo. Por tanto, existe un gran riesgo de dependencia y de síntomas de abstinencia cuando se reduce la dosis del medicamento o se suspende su consumo por completo.

Estimulantes

Este tipo de medicamentos por lo general se emplean para tratar la narcolepsia, el trastorno por déficit de atención e hiperactividad y la depresión. Sus efectos incluyen elevar la atención, la agilidad mental, la energía, el incremento de frecuencia cardíaca, de la presión sanguínea y la frecuencia respiratoria, de ello que se empleen con fines no médicos para obtener un efecto de euforia. Conviene considerar que otras drogas como la cocaína son catalogadas también como estimulantes y al igual tienen riesgos de dependencia y adicción. El uso repetido de estimulantes causa efectos como hostilidad, paranoia y psicosis e implica riesgos de sufrir insuficiencia cardiovascular y convulsiones.

Para solicitar información detallada acerca de la dependencia a fármacos y conocer las opciones de tratamiento para adicción a medicamentos que ofrecemos en Oceánica, los invitamos a contactarnos, con gusto los atenderemos.

Publicaciones recientes

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar