¿Qué tipo de papá tienes?

 En Familia

 

Las acciones y la manera de comunicarse describen el tipo de persona que  es tu padre, conócelo y mejora tu relación con él.

Muchos de los conflictos y las malas relaciones que se tienen se deben principalmente a la falta de comunicación, así como a falsas expectativas. Muchos de estos malos ratos y falta de entendimiento, frustración y enojos se pueden resolver de alguna manera. Hay que entender qué tipo de personalidad tiene la persona con la que nos estamos relacionando. Hablarle en términos y con palabras que puedan fluir porque son más fáciles de entender y no esperar que sean lo que uno quisiera o cree que debería, sino aceptar la realidad de cada persona. Así, las relaciones van a fluir, y también van florecer.

Existen muchos tipos de personalidades en este mundo, no se trata de ver cuál es la mejor, ya que todas son valiosas, de hecho, esta diversidad hace  de este planeta un lugar más completo, diverso y hasta mucho más entretenido. ¿Por qué ser iguales?, si se puede encontrar el toque único, especial que hace a cada persona un ser original.

Para facilitar la comprensión de estos distintos tipos de personalidad,  los vamos a partir primero en tres tipos generales, para que después, tú puedas categorizar  y describir que tipo de papá tienes.

Las tres grandes categorías son:

– Los pensadores

Son  personas que tienden a entender el mundo, a las personas y a las situaciones. Parecen genios o personas increíblemente inteligentes que no tienen la necesidad de encajar dentro de la sociedad en una manera ordinaria, ya que están siempre envueltos en sus pensamientos y creando nuevas ideas. Ellos pueden encontrar las causas y las consecuencias. Estas personas son reservadas, distraídas y no se conectan fácilmente ni le dan importancia a las cosas simples o superficiales que no tienen relevancia. Su carácter intenso, serio y despistado. Parecen distantes e indiferentes pero son muy fieles e intuitivos que y adoran a su familia y constituyen su sostén emocional y social.

– Los sociables

Son personas divertidas  y creativas que no tienen problemas en la vida y ven todo precioso. Por supuesto  que evitan la confrontación, les interesa mucho las relaciones personales y se preocupan por todo lo que pasa a su alrededor, son personas muy sensibles, divertidas y muchas veces hasta pueden tornarse un poco irresponsables, ya que están demasiado ocupados en divertirse y pasarla bien o hacer que todos estén contentos, que se les olvidan sus prioridades. Excelentes padres de familia, consentidores, son los mejores porristas que inspiran y motivan a sus hijos. Son cariñosos, muy amables y complacen fácilmente cualquier capricho, no importa si está en sus posibilidades o no; para ellos todo lo que puedan dar para que todos los quieran.

– Los emprendedores

Son personas concretas, definidas y determinadas. Son organizadas, directas y muy eficientes. Son personas comprometidas, que no pueden descansar hasta terminar lo que necesitan hacer. Excelentes trabajadores, jefes, directores. Personas con pensamientos claros, concretos y muy definidos. Les cuesta trabajo hablar de sus sentimientos y cuando no hay estructura se angustian mucho. Son exigentes y poco tolerantes. Son un ejemplo extraordinario, forman grandes líderes y personas seguras y con una dirección clara y concreta. Unos, más que otros tienen la costumbre de juzgar o criticar con severidad. Pero en general pueden ser padres bastante asertivos y perfeccionistas.

Con estas tres categorías puedes hacer una lista detallada de las actitudes y acciones que tiene tu padre. Colocarlos en la categoría que creas le corresponde y entiende su personalidad.

Buscar los puntos fuertes de cada personalidad, ayuda a crear relaciones sólidas. Recuerda cada quien tiene el padre que necesita y él, es para ti, el mejor papá.

 

La receta

Papá

Por enseñarme, ayudarme y apoyarme te quiero mucho.

 

Ingredientes:

1 taza de ejemplo –sus acciones enseñan más que mil maestros

1 taza de amor incondicional –   da confianza y cariño sin pedir nada a cambio

1 lata de fortaleza – para levántanos cuando tropezamos o nos perdemos

2 cucharadas de responsabilidad – su trabajo continuo y protección con integridad

1 racimo de confianza – seguridad de que hay alguien que nos cuida y responde

 

Recomendación del chef: recuerda que  un padre no necesita tener que dar mucho dinero o cosas materiales a sus hijos para ser buen padre, de hecho, a veces, el hombre más pobre deja a sus hijos la herencia más rica, su ejemplo, amor y su tiempo.

 

Modo de preparación:

Padre es el hombre que con su ejemplo guía, acompaña y protege. A veces en silencio y desde lejos, otras con voz firme y muy cerca. Siempre tratando de dar las herramientas necesarias para vivir mejor.

Es la persona a la cual buscamos para pedir consejos. Su cariño invita a sentir confianza, y valor para volver a empezar aun cuando la derrota esta cerca. Su experiencia llena de amor guía más que mil maestros.

Con su trabajo diario  enseña el valor que tiene la vida. Su responsabilidad y dedicación conjunta con la necesidad de proveer, inspira y fortalece. Su mirada dice más que mil palabras, sus brazos abrazan y  dan seguridad.

“Más que un buen amigo, un gran mentor, es  mi Papá el hombre que quiero tanto”

Recetas para la vida

 

Publicaciones Recomendadas

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar