Cuando surge el tema de la adicción, siempre se asocia con las drogas o el alcohol; no obstante, no siempre es así, ya que hay diferentes adicciones que pueden comprometer la calidad de vida de la persona. Ante los distintos tipos de adicciones, se vuelve importante acudir a un centro de rehabilitación de adicciones para recibir el tratamiento adecuado que permita tener una mejor calidad de vida porque las adicciones afectan la calidad de vida y el entorno social y familiar de la persona.

centro-rehabilitacion-adicciones¿Qué tipos de adicciones existen?

Dependencia química

La dependencia química es una adicción muy común y fácil de identificar. Es una enfermedad grave y hace que el individuo tenga una percepción diferente del mundo. En muchos casos, puede comenzar muy temprano, aún en la adolescencia, ya que muchas personas comienzan a consumir drogas por curiosidad. Cuando menos se nota, la persona es dependiente e intercambia el tiempo para compartir con sus familiares y amigos por dedicarlo a la adicción.

Adicción a los juegos

¿Qué son las adicciones al juego? Es muy similar a la dependencia química. Así como el consumo de drogas provoca un deseo incontrolado de consumir sustancias químicas, los juegos tienen el mismo efecto. Al ingresar a este universo, el cerebro comienza a trabajar con el sistema de recompensas. Cuando el drogadicto pasa mucho tiempo sin consumir drogas, la abstinencia habla más fuerte.

La adicción al juego es la misma causa. Ya sean videojuegos, juegos de mesa o apuestas. Cuando se condiciona, el cerebro siempre enviará el mensaje de querer más y más. Dinero, tiempo, salud, nada más importa. Ya sea que la persona esté ganando o perdiendo, solo quiere continuar y no se da cuenta de que está cayendo en un pozo profundo.

Dependencia emocional

Una dependencia muy común, pero que rara vez se aborda en las conversaciones o incluso en los medios de comunicación, es la dependencia emocional o la adicción al sexo. La relación se vuelve agotadora debido al apego excesivo a otra persona. Esta dependencia puede darse en cualquier relación, ya sea en amistades o incluso entre parejas. Al principio no se puede identificar tal apego, pero a medida que pasa el tiempo, se evidencia cada vez más.

Es necesario entender que es una dependencia como cualquier otra y necesita ser reconocida por el dependiente y tratada con seriedad. De lo contrario, las consecuencias serán negativas para ambas partes dentro de la relación. Además, la persona que sufre tal apego puede llegar a sentir ansiedad o depresión cuando siente que la otra persona no le corresponde de igual manera o cómo espera.

Alcohol

El alcoholismo es una de las adicciones más comunes y conocidas en el mundo entero. El alcohol puede generar daños físicos, emocionales, mentales y familiares en las personas. El alcohol puede deteriorar la salud del individuo al pasar el tiempo. Por eso, es de vital importancia que el adicto reciba la atención adecuada para evitar que su integridad física y entorno se vean afectados.

¿Qué hacer al diagnosticar la adicción?

La mayoría de las veces, la adicción deja al individuo en un estado extremo. O demasiado eufórico o deprimido. Por tanto, el control emocional es fundamental para comprender lo que está sucediendo. Por tanto, la medida inicial más importante es reconocer el estado de dependencia, ya sea químico, psicológico o emocional. Con esta conciencia, es necesario buscar la ayuda necesaria.

El papel de la familia es fundamental, ya que demuestra que el adicto no está solo. Lo que parece ser una lucha solitaria, se convierte en una batalla más fácil de ganar con la ayuda de tus seres queridos. La familia es el apoyo sagrado en ayuda de cualquier guerra física o psicológica contra las adicciones. Es a través de la familia que nace el proceso de recuperación más rápido y eficiente.

¿Cómo es un día típico en un centro de rehabilitación de adicciones?

Al considerar el tratamiento de la adicción, es posible que se pregunte qué puede esperar durante un día estándar en rehabilitación. Existen muchos tipos de tratamientos para el abuso de drogas, alcohol y para distintas adicciones, pero la mayoría sigue un marco estándar de terapias.

Los centros de tratamiento residencial para pacientes hospitalizados están muy estructurados y organizados, con actividades y terapias similares en la mayoría de los centros. Esto minimiza el estrés y la incertidumbre entre los residentes y también permite el entorno más seguro y propicio para la curación y la recuperación. Dependiendo del entorno y las comodidades ofrecidas, las actividades diarias pueden variar.

Actividades variadas

Los desayunos son saludables. Dormir hasta tarde no es parte del programa, así que espere levantarse temprano en la mañana para disfrutar de un desayuno saludable. Algunos programas ofrecen clases matutinas como yoga o meditación para ayudarlo a comenzar el día en un estado mental relajado.

Parte del proceso de tratamiento y recuperación se centra en el desarrollo de nuevos hábitos saludables que deben convertirse en una rutina en la vida posterior al alta. El paciente puede conocer mucha gente maravillosa y aprende cómo cambiar viejos comportamientos dañinos a diario. Es importante que entren con la mente abierta y estén dispuestos. Es un proceso que permitirá que su vida mejore significativamente.

Sesiones grupales

A menudo hay una sesión grupal después del desayuno dirigida por un consejero o terapeuta que se enfoca en temas relacionados con el proceso de tratamiento, es un programa enfocado a diversos problemas, la adicción y la recuperación. Un enfoque importante durante el tratamiento es lograr claridad sobre los problemas, las personas y el entorno en su vida que han alimentado el deseo de abusar de las drogas o el alcohol.

Estas reuniones diarias, en la seguridad de un ambiente terapéutico controlado, le ayudarán a comenzar a reconocer patrones de comportamiento que pueden cambiar ciertos desencadenantes para evitar después del tratamiento. Son de gran ayuda a identificar todas esas causas que han estado afectando.

Terapia conductual individual

La terapia cognitivo-conductual es uno de los métodos más eficaces en un centro de rehabilitación de adicciones. La terapia conductual se concentra en sus respuestas conductuales a desencadenantes específicos. Una vez que se identifican, el terapeuta lo guiará hacia respuestas nuevas y más saludables a esos factores desencadenantes.

Las sesiones de terapia uno a uno brindan un entorno seguro para que se sienta libre de abrirse y compartir sus miedos e inquietudes, lo que le permite al terapeuta brindar herramientas y respuestas conductuales alternativas a estas fuentes de ansiedad. Además, los profesionales podrán conocer qué problemas han estado enfrentando.

Terapia de grupo

La participación en sesiones grupales proporciona cierta amistad, ya que todos los participantes han experimentado las luchas de la adicción. Puede ser muy beneficioso para los participantes compartir sus historias personales entre sí para permitir la curación emocional. Los miembros del grupo a menudo desarrollan un sentido de compañerismo durante las semanas en rehabilitación y, a medida que aumenta la confianza, se vuelven más abiertos en sus sesiones y desarrollan una sincera compasión y comprensión por las batallas de los demás.

Sesiones especializadas

Algunos centros de tratamiento ofrecen sesiones de terapia especializada. Estos podrían adaptarse para el manejo de la ira, el manejo del estrés o el asesoramiento sobre el duelo, ofreciendo técnicas de afrontamiento para ayudar a mejorar su capacidad para manejar los problemas de manera controlada en lugar de sentir la necesidad de consumir drogas o alcohol.

Terapia familiar

El apoyo familiar puede ser un elemento de tratamiento crucial, razón por la cual la mayoría de los centros de tratamiento de drogas lo incluyen en sus programas. La adicción afecta a toda la familia, a menudo culmina en una codependencia destructiva, conductas propicias o ira y resentimiento intensos. Durante las sesiones de terapia familiar, se resuelven muchos problemas y se abordan los sentimientos.

Intrínseca al éxito a largo plazo de cualquier programa de tratamiento por abuso de sustancias, la participación de la familia influye en gran medida en el apoyo futuro de la persona adicta después de su alta. Además de la terapia, las rehabilitaciones también pueden albergar oradores que comparten sus propias historias, ofreciendo a los residentes una sensación de esperanza sobre su propio futuro.

Algunos centros de tratamiento de drogas y alcohol tienen varias terapias complementarias disponibles, que ofrecen más de una variedad de opciones. Oceánica es ese centro de rehabilitación de adicciones que ofrece diversos servicios para tratar distintas adicciones. Además, nos encargamos de realizar el seguimiento después del tratamiento a fin de garantizar que la persona pueda tener una mejor calidad de vida. Si desean contactarse con nosotros, pueden llenar el formulario del sitio web.