La ludopatía, también llamada adicción o compulsión por los juegos de azar y/o apuestas es una enfermedad de los mecanismos de control de los impulsos. Quienes la padecen son incapaces de controlar su necesidad de probar su suerte o habilidades en actividades como carreras de caballos, deportes, lotería, juegos de casinos, etc. La mayoría de las veces motivados por ganar, recuperar lo perdido o simplemente por experimentar la emoción del riesgo, comprometiendo seriamente su salud, trabajo, su patrimonio y el de su familia e incluso su libertad debido a las pérdidas económicas y endeudamiento.

Algunos Síntomas:

  • Utilizar el juego como un escape a los problemas o para calmar la ansiedad.
  • El sentir vergüenza y tratar de ocultar a los demás su compulsión por el juego/apuestas.
  • Negar que se tiene problemas por el juego y que se necesita ayuda.
  • Pensar demasiado en el momento de jugar.
  • Intentos fallidos por dejar el juego.
  • Necesidad incontrolable por apostar cada vez más por la excitación que produce el solo pensar en ganar.
  • Apostar más con la intención de recuperarse de lo perdido.
  •  Mentir, pensar demasiado en la forma de conseguir dinero para apostar.
  • Consecuencias económicas ocasionadas por deudas de juego.
  • Negar continuamente el tiempo real que se invierte en actividades relacionadas al juego.

“La adicción al juego es la que se relaciona más estrechamente con tendencias suicidas”

(Asociación Americana de Psiquiatría)

Tratamiento

El juego patológico tiene solución, Oceánica ha desarrollado un tratamiento multidisciplinario, con técnicas terapéuticas de corte breve multimodal y cognitivo-conductual con las cuales el jugador puede aprender a mejorar su capacidad de autocontrol, diseñar un estilo de vida que incluya la abstinencia de los estímulos del juego y la reorganización de los aspectos de su vida afectados por el juego. Las personas significativas para paciente se incorporan también al tratamiento a través del Programa Familia, extendiendo a ellos el beneficio de la recuperación. Al finalizar el tratamiento residencial, se ofrece al paciente una serie de actividades de cuidado continuo a través del Programa de Post Tratamiento.

El Ludópata, al igual que el adicto sufre de síntomas que le impiden para darse cuenta y asumir en toda su dimensión su incapacidad para controlar su obsesión y compulsión por el juego.

Para que el ludópata acepte su problemática es necesario, en la mayoría de los casos, la participación de su familia o personas significativas. Oceánica ofrece a éstos un eficaz método llamado“INTERVENCIÓN”

¡Llama ahora! Déjanos ayudarte como lo hemos hecho con miles de pacientes y familiares.

(55) 5615-3333

¿Tienes dudas?

Un terapeuta en adicciones se comunicará a la brevedad para asesorarte de manera confidencial.

-

En Oceánica nos tomamos muy en serio la privacidad y confidencialidad de nuestros pacientes y sus familias. Tus datos no son compartidos con nadie y se almacenan de forma segura. Lee más en nuestra política de privacidad.