Siéntase bienvenido en este sitio web de Oceánica, donde queremos comunicarle a las personas víctimas de alguna adicción que hay esperanza y posibilidad de recuperación con la ayuda de nuestro personal y nuestro programa de rehabilitación, cuya finalidad, es la reducción de los índices de adicción en nuestro país y propiciar medidas de salud pública para la mejora de la calidad de vida en la nación mexicana.

Esta vez, queremos hablar sobre el alcoholismo tratamiento, por medio del cual hemos conseguido que miles de personas pongan freno al deterioro de su salud y de su vida social, mostrándoles que existe un camino de felicidad y dicha sin la necesidad de recurrir a una sustancia tan destructiva como el alcohol. Si usted, querido lector, padece o conoce a alguien que padece de esta enfermedad, lo invitamos a que nos visiten en nuestro centro de rehabilitación, donde recibirán ayuda profesional, enfocada en la recuperación y reintegración de los afectados.

alcoholismo tratamiento

El alcoholismo, un serio problema para la salud pública.

Según estudios de la OMS (Organización mundial de la salud) cada año mueren más de 3 millones de personas a causa de la ingesta abusiva de bebidas embriagantes. En el caso de México, Estás cifras van en aumento cada año, convirtiéndose en una situación alarmante para nuestra población y el resto del mundo. De entre las sustancias adictivas accesibles a la sociedad, el alcohol es la más consumida y por ende, la que genera mayores dificultades entre los mexicanos.

Son bien sabidas las diversas consecuencias que conlleva el abuso de las bebidas y sin embargo, se siguen distribuyendo en nuestro país como si no existiera de fondo ninguna problemática. Esto tan sólo demuestra la incompetencia de las instancias gubernamentales en materia de salud pública, en comparación con naciones como Estados Unidos, donde se ponen en práctica medidas para la recuperación de los que han caído víctimas de la drogadicción y el alcoholismo.

Si no fuera por la ayuda de organizaciones como Oceánica en nuestro país, cuya intención es incidir en la raíz del problema y promover una cultura distinta en el consumo del alcohol, seguro las cifras de afectados y los daños serían mucho mayores. Se trata de un problema verdaderamente serio, que pone en riesgo no sólo a los hombres y mujeres adultos, sino también a los niños, jóvenes y adolescentes. Esto se debe a la facilidad con que puede conseguirse el alcohol en las tiendas mexicanas. Asimismo, se debe a la cultura y educación de nuestro país, donde el consumo de alcohol parece casi un rito iniciático para los menores de edad.

Son diversos los factores por los que las personas comienzan a ingerir bebidas alcohólicas: por curiosidad; por problemas familiares, escolares o personales; por invitación de amigos y familiares; para ser aceptado en un grupo social, entre otros. Con el pasar del tiempo, ha aumentado el consumo promedio por persona, igualmente han aumentado los trastornos relacionados con la ingesta abusiva del alcohol.

Por ejemplo, entre los años 2005  y 2010 la OMS detectó que la afectación en el sector femenino aumentó considerablemente, cuando en el pasado eran muy reducidos los casos de mujeres con problemas de alcoholismo. Asimismo, pese a que en México existen restricciones en la venta e ingesta del alcohol en menores de 18 años, en los últimos años han aumentado los índices de jóvenes consumidores. Por desgracia, esta población menor de edad, es la más afectada. Con ello podemos imaginar que en un futuro, México se enfrentará a problemas mayores relacionados con el abuso de bebidas alcohólicas.

Sobre el alcoholismo tratamiento.

A causa de que esta enfermedad deriva de muchos factores, su tratamiento debe orientarse por un enfoque en el que se conjuguen distintas disciplinas. Por tal motivo, tiene que llevarse a cabo con el auxilio de un equipo de profesionales, capacitados para tratar y poner remedio a la adicción generada por el consumo excesivo de alcohol.

Algunos centros de rehabilitación únicamente se dedican a que el afectado se libre de la dependencia, sin embargo, en Oceánica creemos que un tratamiento es verdaderamente íntegro cuando está orientado a atender a los pacientes, incluso después de que han superado la abstinencia, la tolerancia y la dependencia. Estos últimos, síntomas del alcohólico, son agrupados en un bloque que comprende el tratamiento de carácter fisiológico.

Después de que todas las dificultades relativas a la recuperación del organismo, cuyo funcionamiento ha sido alterado a causa de las bebidas alcohólicas, se continúa con un tratamiento de carácter psicológico, el cual, posee el fin de hacer que el recuperado no reincida en el consumo de la sustancia. De esta manera y con todo el apoyo necesario, los que han superado la enfermedad podrán vivir una vida de sobriedad, con deseos de felicidad para sí y para todos sus allegados.

Existen varias fases en el alcoholismo tratamiento. La primera fase consiste en el reconocimiento del problema por parte del afectado. Una vez establecido el reconocimiento, se prosigue a atender el síndrome de abstinencia que se manifiesta cuando se suspende el consumo cotidiano del alcohol. Esta fase es conocida como desintoxicación y como su nombre lo indica, consiste en liberar al cuerpo de la presencia del alcohol y de todas las complicaciones generadas en cuanto a funciones del organismo. En la última etapa, el paciente que ha conseguido desintoxicarse y afrontar todas las dificultades derivadas de la abstinencia, es tratado con terapias para que no recaiga en la bebida y permanezca abstemio.

En Oceánica brindamos ayuda profesional y comprensiva, por ello hemos conseguido que miles de personas recuperen la esperanza y la fe en sí mismas. Si usted presenta síntomas de alcoholismo, acérquese en nuestro centro de rehabilitación donde le proporcionaremos todo lo necesario para que pueda vivir sin depender del alcohol. Contáctenos.