ADICTOS AL AMOR

 En Familia, Sobriedad, Superación

 

Todas las personas adictas tienen necesidad de tener seguridad  que es indispensable para una existencia positiva. Los adictos son personas con compulsiones definidas que les urge la autosatisfacción y que al sentir un vacío o carencia de la misma buscan llenarla con los efectos de alguna sustancia para satisfacer una necesidad interior para sentir seguridad.

Esta situación crea, falsa esperanza, placer artificial, y una dependencia tan fuerte, que logra eliminar cualquier otro interés.

Las personas adictas no toleran la presión, ni el dolor psicológico, la frustración, ni las situaciones de espera dando que se vuelven intolerables dando lugar el uso de drogas.

Pero no todas las adicciones son a las sustancias. Los síntomas o manifestaciones de adicción se pueden presentar sin el empleo de ninguna sustancia.

Por ejemplo: los adictos a la comida, que tienen compulsión a la gula. Estas personas comen hasta atiborrarse, aún sin sentir hambre. Estos adictos se parecen a los alcohólicos que cuando ingieren una o dos copas, ya no se pueden detener.

Algo parecido sucede con los adictos al amor, porque para aquellas personas que el amor y cariño juegan un rol como estimulante se vuelven adictos a este.

No pueden dar amor, solo experimentan una necesidad de ser amados. Tratan de contrarrestar un sentimiento de dependencia o sumisión, mediante la comprobación de sus triunfos eróticos.

Pero al no sentir placer de consumación. Impulsa a una demanda de nuevas aventuras pasionales o amorosas.

Son personas apasionadas pero irracionales que absorben la mayor parte de la vida de su pareja, alejándose de sus lazos familiares y de amistades, y que incluso pueden volverse irresponsables en el trabajo o escuela por esforzarse a permanecer junto a quien idealizan.

Justifican y se disculpan por posibles maltratos o atentados de violencia física y psicológica, porque su mayor temor es perder a su pareja que perder su propia vida. Ya que sin el otro la vida no tiene sentido.

Manifiestan celos intensos a veces sin motivo por el temor de perder a quien les da seguridad y bienestar.

Lo característico de estas personas adictas es la entrega descontrolada de sus emociones dirigidas a otros.

Se entregan intensamente a una persona que no necesariamente merece o vale la pena soportar tal abuso.

Y siempre caen en relaciones similares o parecidas como si buscaran a esa persona específica con quien puedan tener una relación destructiva, pues se sienten atraídas por personas inadecuadas que les es imposible dar amor pero  que intentarán cambiar con el poder de su amor.

Cuando existe un alejamiento o distancia de la pareja patológica ocurre el síndrome de abstinencia, al igual que un alcohólico o drogadicto en abstinencia, se presenta o manifiesta un profundo dolor, sensación de vacío, insomnio, llanto, angustia, miedo, etc. pues la obsesión es confundida con el amor.

Pero ninguna persona puede ser el todo para la otra, crear demasiadas expectativas, querer cambiar al otro, o soportar atentados constantes hacia tu dignidad. Puede ser un gran error.

El que no se quiere a sí mismo no podrá querer a nadie. Y todo lo demás será el intento de llenar un vacío o carencia interna con la compulsión de una obsesión.

 

Publicaciones Recomendadas
Showing 2 comments
  • Anabell Toledo Sánchez

    Me encantó la información de adictos al amor, yo no me considero así pero lo que mencionas coincide con mi esposo y no se como alejarme de él siempre que lo intento se aferra más no soy feliz ni creo que él lo sea tampoco pero no lo acepta!

  • ADRIANA GUADALUPE

    Está de lujo y me sentí identificada… Gracias y saludos

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar