Alcoholismo y drogadicción una enfermedad espiritual

 En Espiritualidad, Sobriedad

Es importante reconocer el dolor del alma y la necesidad de reconectarse espiritualmente, para poder sanar las adicciones.

Cuando el alma sufre con frecuencia, el cuerpo y  la mente enferman. Muchas veces estas enfermedades, iniciadas por el dolor del alma lastimada, tienen síntomas que son  un poco más notables, por lo que se hacen más fáciles de percibir y tratar. Sin embargo, hay otras ocasiones en que los síntomas son tan discretos o más ocultos,  que se confunden o se ignoran hasta que llegan a estar en un punto severo, con daño profundo.

¿A qué se refiere cuando se utiliza el término que  el alma sufre? Por ejemplo vivir con rechazos familiares, perdidas de cualquier tipo, ya sea trabajo o  por fallecimiento o disputas con personas queridas, profundas depresiones, en fin cualquier razón que provoque tristeza, hace que el alma se enferme.  Vivir con temor a sentirse ridículos, anticuados, o fuera de lugar, a guardar el miedo, la pena, el amor y el desamor, la rabia, los celos, a negar  tanto las emociones negativas como positivas…

 El miedo es una enfermedad del alma, la culpa, la soledad, la obsesión… Son todas enfermedades del alma que el cuerpo manifiesta como, ansiedad, depresión, o adicción. Cuando estos malestares son tratados la persona puede sanar su alma y recuperar la alegría por vivir, la paz emocional y la conexión con el mundo que por causa de estas enfermedades se alejó.  

¿Cómo se sana el alma?

El alma se puede sanar iniciando un dialogo con la espiritualidad personal. Es importante reconocer que no se habla de religión ni de un culto metafísico. Es una ciencia que busca descubrir las respuestas que los científicos tradicionales, no pueden descifrar. La espiritualidad es una ciencia que busca encontrar respuestas  a cuestiones básicas como el de quiénes somos, qué somos, por qué estamos aquí, de dónde venimos y a dónde vamos después de morir.

No se debe confundir la espiritualidad con los ritos y rituales de la religión.

La espiritualidad es, un despertar a la conciencia sublime  o divina que está dentro de nosotros, es la prueba personal de la hipótesis de que hay un poder superior que da origen a toda la creación; Es el poder superior está dentro de nosotros y que el poder superior puede ayudar a sanar y a crecer, es el poder que da fortaleza y ayuda a levantar a toda aquella persona que así lo desee.

La espiritualidad promueve el sentirse completo, pleno, con ganas de vivir y de sanar. No tiene nada que ver con santidad. Vivir con espiritualidad ayuda a reconocer que cada persona es valiosa, buena y tiene posibilidades para sanar. Esta disciplina ayuda a diferenciar entre la belleza y el valor de la persona y los malestares y problemas que carga.

Uno puede ser ateo, no tener religión o simplemente no creer en dios, sin embargo puede ser una persona espiritual. Una persona que se encuentra conectada a un poder divino que la fortalece y le ayuda a sanar y a crecer. Ser espiritual es ser una persona que sabe buscar dentro de sí. Es, además ser esa persona que encuentra la fuerza y el poder divino de algo más grande que el mismo  para sanar, para amarse y para ser feliz.

Descubrir la espiritualidad personal es poder abrir la puerta a un infinito de posibilidades, es aceptar que no hay mal que no se pueda sanar y es también aprender a desarrollar un diálogo interno, privado con la fuerza más grande que promueve el bienestar emocional.

En resumen, cuando uno aprende a reconocer la espiritualidad y puede utilizar la luz y la fuerza que esta provee, se abre a una posibilidad grandiosa para sanar su alma de las enfermedades que provocan estos males.

En OCEÁNICA, tenemos más de 25 años desarrollando técnicas profesionales que ayudan a encontrar el camino de la espiritualidad, destacando por nuestra seriedad y la atención a persona que padecen enfermedades del alma, ofrecemos terapias espirituales y contamos con terapeutas que han dedicado su vida a conectarse con la espiritualidad. Lo mejor de todo es que nuestros métodos son bellas reflexiones y contamos con un pequeño centro que hemos construido especialmente para que las personas que asisten a nuestro programa, disfruten de los beneficios de esta terapia.

  

Publicaciones Recomendadas

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar