Las drogas, el alcohol y otro tipo de adicciones no respetan la clase, raza, religión o el nivel socioeconómico. Afectan a personas de todos los ámbitos de la vida y el patrón puede desarrollarse en cualquier etapa. Por lo tanto, la clínica de rehabilitación se ha convertido en un establecimiento esencial para ayudar a estos individuos y a sus familias a manejar distintas adicciones con el tratamiento idóneo para una recuperación exitosa.

¿Cómo afectan negativamente las adicciones?

La adicción es un comportamiento de afrontamiento que es aprendido en el camino. Cada ser humano responde de manera distinta a los acontecimientos estresantes e inesperados. Algunas personas liberan el estrés practicando ejercicio o realizando yoga. Otros usan la comida y bebidas en exceso para enfrentar las circunstancias difíciles de la vida.

Aquellos que han tenido que batallar contra las adicciones, han encontrado, en las sustancias ilícitas o el alcohol, un mecanismo para afrontar las circunstancias complejas. En algún momento del pasado, los adictos al alcohol u otro tipo de sustancias las usaron con el propósito de hacer frente a algún momento estresante de la vida y funcionó por un momento; no obstante, con el transcurrir del tiempo fueron generando ansiedad y dependencia.

Al principio, tal experiencia se caracteriza por ser poderosa, pero las consecuencias se empiezan a notar con el pasar del tiempo. Dejar tales hábitos por sí solo es complejo porque las conductas de afrontamiento tanto negativas como positivas se aprenden a una edad temprana. Por ende, en el futuro cuando ocurra alguna situación, una persona volverá al comportamiento adictivo.

Con el tiempo, este comportamiento de afrontamiento se vuelve tan perturbador o destructivo que afecta significativamente la vida de la persona. Los problemas económicos, la depresión, los cambios de humor y los conflictos en las relaciones sociales se convierten en algo común. Por lo general, en este punto, las consecuencias del abuso de sustancias comienzan a pesar más que los beneficios percibidos. Con suerte, este es el punto en el que las personas comienzan a buscar tratamiento.

Existen diferentes tratamientos para las adicciones al alcohol, drogas, comida, entre otros; la terapia, medicamentos, el entrenamiento de vida son de gran utilidad porque aportan grandes beneficios para que la persona pueda superar la adicción y tener un mayor control sobre sus deseos. En algunos se requerirá el acompañamiento multidisciplinario para un tratamiento adecuado enfocado en la recuperación del paciente.

La recuperación a largo plazo requiere de un tratamiento holístico con un equipo multidisciplinar. En Oceánica encontrarán un grupo de profesionales altamente capacitados y con la experiencia necesaria para atender exitosamente cada caso. Además, muchos de nuestros profesionales han vivido muchas de las situaciones que les permiten tener una mayor comprensión del problema. Así, encontrarán una clínica de rehabilitación con especialistas integrales e instalaciones adecuadas.

Además disponemos de una variedad de tratamientos para diferentes tipos de adicciones.  Creemos que una recuperación exitosa incluye lo mejor de cada opción. La recuperación incluye un plan para el futuro para garantizar el éxito y refuerza una base sólida. La recuperación es un proceso que incluye todo el sistema familiar y de apoyo del paciente. Finalmente, la recuperación es un proceso holístico e implica el rejuvenecimiento de la mente, el cuerpo y el alma.

¿Cómo funciona una clínica de rehabilitación?

Esta es la pregunta más frecuente que tienen los individuos que están enfrentando alguna adicción, al igual que sus familias porque desean que la persona pueda recibir una atención integral. Al fin y al cabo, es a través de estos establecimientos que el paciente puede tener definido el tratamiento personalizado, que le ayudará a conseguir los mejores resultados en la lucha contra las adicciones.

Este tipo de institución está completamente preparada, estructural y profesionalmente, para acoger a un adicto y brindarle el tratamiento adecuado, de acuerdo con sus individualidades. Una vez la persona ha pasado por este lugar, puede volver a vivir con normalidad, buena salud y alejado de las adicciones que tanto han perjudicado su salud y vida. En este lugar estarán lejos de todo estrés y esas circunstancias que los llevan a depender nuevamente de las adicciones.

Estas clínicas que trabajan con la dependencia a las drogas, alcohol, alimento, juego, entre otros cuentan con un equipo compuesto por profesionales de la salud más diversos y capacitados; y se ubican en lugares considerados estratégicos, alejados de los grandes centros. Oceánica tiene sus instalaciones en Mazatlán, un lugar lleno de naturaleza que hará que la persona esté totalmente tranquila.

El objetivo de esto es, precisamente, brindar una mayor discreción a los pacientes, además de tranquilidad y paz necesaria para que sigan comprometidos con el tratamiento y alejados de cualquier desencadenante. Por supuesto, es necesario que las clínicas ofrezcan un alojamiento cómodo para los pacientes, así como todos los servicios de internación para que puedan recibir una atención adecuada mientras están hospitalizados.

Por tanto, frente a otras formas de tratamiento, como los que se realizan sin la hospitalización del paciente en un entorno propicio para su recuperación, los centros de rehabilitación tienen un papel estratégico para ellos. Tanto el establecimiento como el conocimiento de los profesionales es de gran importancia para que la recuperación sea exitosa e idónea. En adición, se le brindan las herramientas necesarias al paciente para enfrentar la vida cotidiana y los desencadenantes de la adicción.

¿Cuáles son las formas de ingreso de una clínica de rehabilitación?

Hospitalización voluntaria

La hospitalización voluntaria ocurre cuando el paciente busca tratamiento en una clínica propia para poder deshacerse de su adicción. Es decir, en términos generales, la hospitalización voluntaria es cuando se obtiene el consentimiento del paciente, incluyendo su firma en una declaración de que está siendo hospitalizado por voluntad libre y espontánea.

Hospitalización involuntaria

En el caso de la hospitalización involuntaria,  a diferencia de lo que ocurre en la hospitalización voluntaria, no es necesario el consentimiento del paciente, ya que, en general, ha perdido el juicio bajo el riesgo o no se da cuenta del problema que tiene. Es necesario cuando el paciente ya representa un riesgo para él o su familia y otras personas cercanas. En estos casos, algún familiar debe pedir el ingreso.

Hospitalización obligatoria

La última forma de hospitalización es la obligatoria, que se realiza porque la salud del individuo peligra. Esta última opción funciona cuando todas las demás formas de tratamiento ya han fallado y no tienen el efecto deseado, por lo que es necesaria la hospitalización. Suele estar indicado para aquellos drogadictos que no tienen familia y que, por tanto, no tienen a nadie para hacerse responsables de solicitar su hospitalización.

Las personas que están luchando con distintas adicciones pueden acudir a una clínica de rehabilitación para recibir el tratamiento adecuado que les permite disfrutar de una mejor calidad de vida porque se podrá tratar la adicción con medicamentos, terapia conductual y grupos de apoyo. Este es el lugar especializado en el que podrán recibir una atención oportuna.

Descubran lo que podemos hacer en Oceánica por ustedes, familiares o seres queridos, a fin de recibir el tratamiento oportuno que les permita tener una mejor calidad de vida. Contáctenos para hacer una breve proyección con nuestro equipo para iniciar el tratamiento oportuno con nosotros. En Oceánica trabajamos con responsabilidad y compromiso para que sus sueños se hagan realidad. Si desean más información, nos pueden llamar al (55) 8854 7141.

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar