¿QUÉ ES Y CÓMO PODEMOS DESARROLLAR LA ESPIRITUALIDAD?

 En Espiritualidad

 

Hola, estimados lectores:

Empezaré por compartirles que uno de los objetivos principales de nuestro tratamiento es inculcar en el paciente,  la confianza, la esperanza y  la fe en sí mismo y en un Poder Superior en el cual pueda apoyarse en largo camino de su recuperación.  Por lo tanto es indispensable  que la persona empiece a desarrollar su espiritualidad.

Pero qué es espiritualidad? Si  busco la definición en Wikipedia –donde las nuevas generaciones hacen sus búsquedas en vez del tradicional diccionario enciclopédico- ésta significa “la disposición principalmente moral, psíquica o cultural que posee quien tiende a investigar y desarrollar las características del espíritu.  Esta decisión implica habitualmente la intención de experimentar estados especiales de bienestar, como la salvación o la liberación. Se relaciona asimismo con la práctica de la virtud.”

En mi trabajo diario con Personas en proceso de recuperación de una adicción o trastorno de alimentación,  la gran mayoría se encuentra espiritualmente vacío, no encuentra nada bueno en él, reconoce sus defectos de carácter, pero difícilmente encuentra una virtud.

Durante su internamiento y proceso, el paciente empieza a tener un despertar de conciencia, empezando por valorar su cuerpo, su familia, reconociendo los daños y las consecuencias que su enfermedad ha causado en él mismo  y en otros,  así como su necesidad de descubrir lo que hay en su interior. A través de varias herramientas de nuestro programa como la meditación, oración, caminata espiritual, lecturas sobre espiritualidad, conferencias, talleres, etc. Cuando les vuelvo a preguntar qué  es para ellos la espiritualidad me responden lo siguiente:

Mi contacto consciente con Dios.

Ser humilde y ayudar a mis compañeros.

Dejar a un lado  mi egoísmo y pensar más en los demás.

Ser bueno con mi familia, ser mejor hijo, mejor esposo, mejor padre, mejor amigo.

Creer que Dios tiene un plan perfecto para mí, quiere que yo deje de sufrir.

Me encantan estas definiciones porque precisamente una persona espiritual, es la que refleja alegría, armonía, paz, serenidad, confianza y amor, me duele lo que le pase al otro. Cómo es eso posible?… Si allá afuera ni las lágrimas de mi madre, esposa e hijos me importaba?… Porque me siento tan vulnerable? me preguntan -porque por primera vez en muchos años estás aprendiendo a amarte, a pertenecer, estás decidiendo no seguir haciéndote daño, porque te estás permitiendo sentir– les respondo.

 

Existen varios factores o elementos que impiden desarrollar la espiritualidad, son como barreras que hacen que una persona no pueda experimentar el bienestar en su vida, como por ejemplo:

La soberbia, el enojo, los resentimientos, la culpa, la vergüenza, el odio, el miedo y el dolor. Estos sentimientos no permiten que una persona  pueda vivir con alegría, serenidad y paz interior. Primero  se tiene que limpiar y sacar el cochambre del interior, resultado de albergar constantemente sentimientos negativos, para después llenarlo con amor. Este es el trabajo terapéutico en cual acompañamos a nuestros pacientes durante su estancia.

Cuando hago consciente la sonrisa y la mirada tierna de mi hijo, cuando siento el abrazo cálido y protector de mi madre, cuando el apretón de manos de un amigo me dice más que las palabras, en esos pequeños instantes de la vida cotidiana, estoy haciendo contacto consciente con Dios.

 

Hasta la próxima.

 

Publicaciones Recomendadas

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar