¿Qué sucede con tu cuerpo cuando dejas de fumar?

 En Centro de rehabilitación de adicciones, Centro de rehabilitación y tratamiento para las adicciones

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el consumo de tabaco es la causa principal de mortalidad a nivel mundial, generando alrededor de 4 millones de muertes en el mundo por enfermedades relacionadas al tabaquismo.

En México, se estima que un incremento de fumadores de 9 a 13 millones de personas en las últimas dos décadas y enfermedades relacionadas al tabaquismo matan alrededor de más de 53 mil personas al año, lo que representa el 10% de defunciones a nivel nacional.

La OMS también señala que la edad de inicio para fumar cada vez es menor, así como el consumo entre mujeres ha incrementado. Aunque no solo los fumadores activos son los dañados por esta enfermedad, más de la tercera parte de los habitantes en México han sido expuestos al humo de cigarro.

En estudio publicado en a revista Journal of the American Medical Association, la investigadora principal Meredith Duncan, de la división de medicina cardiovascular en el Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt, en Nashville, Tennessee (Estados Unidos), indicó que “El beneficio de dejar de fumar no puede exagerarse: el sistema cardiovascular comienza a recuperarse rápidamente, con algunos cambios fisiológicos que suceden en cuestión de horas“.

Por ese motivo en Oceánica, nos hemos dado a la tarea de presentar los cambios que ocurren en el cuerpo cuando se deja fumar a partir de 1 hora hasta 20 años.

1 hora sin fumar:
La frecuencia cardiaca disminuye volviendo a la normalidad y la circulación comienza a mejorar.

12 horas sin fumar:
El cuerpo comienza a limpiarse del exceso del monóxido de carbono (gas que evita que el oxígeno llegue correctamente a los pulmones y sangre), aumentando los niveles de oxigenación en el cuerpo.

1 día sin fumar:
La presión arterial baja, los niveles de oxigenación continúan aumentando y el riesgo de un ataque cardiaco comienza a disminuir.

2 días sin fumar:
El sentido de gusto y olfato comienzan a mejorar, ya que, el fumar daña las terminaciones nerviosas de estos sentidos, provocando que los sabores no sean 100% naturales.

3 días sin fumar:
Los niveles de nicotina desaparecen. Esta sustancia es uno de los tantos generadores de adicción, por lo que después de 3 días es muy probable comenzar a mostrar síntomas de abstinencia como: mal humor, dolor de cabeza, irritabilidad.

1 – 3 mes sin fumar:
Los pulmones comienzan a mejorar, por lo que la respiración se siente mucho más ligera, esto ayuda a aumentar la resistencia atlética. La circulación sanguínea continúa mejorando.

9 meses sin fumar:
El mejoramiento de los pulmones es muy notorio, ya que los cilios, las estructuras localizadas dentro de los mismos y ayudan a expulsar el moco y combatir infecciones, se han recuperado.

1 año sin fumar:
El riesgo de enfermedad coronaria disminuye casi a un 50% y continuará bajando.

5 años sin fumar:
Las arterias y vasos sanguíneos comienzan a recuperar su estado natural, es decir, se ensanchan y ayuda a evitar riesgo de accidente cerebrovascular.

10 años sin fumar:
El riesgo de desarrollar cáncer pulmonar disminuye casi un 50% en comparación de un fumador activo, así como el riesgo de cáncer de boca, garganta y páncreas disminuye.

20 años sin fumar:
El riesgo de muerte relacionada por el tabaquismo, enfermedades pulmonares y cáncer, se reducen casi al nivel de una persona que no ha fumado anteriormente.

Como podemos ver, la decisión de dejar de fumar es una excelente decisión para el cuerpo. Además de mejorar nuestra salud y permitir disfrutar de los aromas más mínimos, también mejora nuestra vida personal, ya que, al mejorar el rendimiento, podemos convivir de una mejor manera con nuestra familia y amigos.

En Oceánica ofrecemos asesoría sin costo para resolver tus dudas respecto a determinar si existe una posible adicción en ti mismo o en un ser querido.

Nuestro programa para rehabilitación de adicciones, permite recuperar no sólo la salud del afectado, sino también sus sueños, dignidad y lo más importante: SU FAMILIA.

Acércate a Oceánica haciendo clic aquí o llamando al 669 989-8800
“Lo que haces hoy puede mejorar todos tus mañanas” – Ralph Marston.
Fuente: https://www.paho.org/mex/

Publicaciones recientes

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar