Hablaremos esta ocasión en torno a las adicciones, así como su solución mediante la ayuda de profesionales en tratamientos de rehabilitación y desintoxicación. Si requieren los servicios de una clínica de adicciones confiable, cordial, amable, comprometida con sus pacientes y con alto sentido ético, acudan a Oceánica, donde encontrarán la mejor atención disponible en el país.

Las adicciones y su solución.

En la actualidad, el mundo es afectado por muchas dificultades, entre las cuales, cabe destacar al problema de las adicciones. Pese a que la mayoría de las personas asocian la palabra “adición” con la ingesta de drogas y alcohol, en realidad, el concepto abarca mucho más fenómenos y es más complejo, por ejemplo, las adicciones al consumo excesivo de alimentos, las apuestas, el deseo sexual, entre otros. Vivimos en una época donde recibimos cada día una enorme multitud de estímulos, y en la que estamos rodeados por productos u objetos con potencial adictivo, por ejemplo, el alcohol, los cigarrillos, la comida, etcétera.

La aparición de las dependencias y adicciones, no encuentra su razón en las sustancias u objetos con potencial adictivo, sino en diversos factores, por ejemplo, los problemas personales, familiares, escolares, el deseo de estatus entre agrupaciones, la curiosidad, y muchos más que iremos mencionando en el desarrollo del presente artículo. Ahora bien, ¿qué son las adicciones? Pueden comprenderse como enfermedades del tipo crónico cuya presencia en las poblaciones es frecuente, y que se caracterizan ya sea por la ingesta abusiva de alguna sustancia o por deseos compulsivos pese a sus efectos dañino tanto para el organismo como para la vida social y personal de los afectados.

clinica de adicciones

Su definición también comprende enfermedades en el cerebro debido a las modificaciones tanto funcionales como estructurales que éste sufre a causa del constante consumo de elementos con potencial adictivo. Dichas modificaciones pueden ser temporales e incluso permanentes, y con frecuencia generan actitudes y comportamientos anormales e inusuales como la agresividad o la compulsión. A ello se debe que las víctimas de las adicciones afecten sus relaciones tanto sociales como personales. Cabe señalar que los problemas de adicción no son debidos tan sólo a la pura ingesta de elementos externos, sino que deben comprenderse con más amplitud como una búsqueda o impulso patológico del alivio y la recompensa mediante el contacto recurrente con aquello que produce dependencia del tipo fisiológica o deseos obsesivos.

Con lo dicho, se entiende por qué las adicciones conllevan a una multitud de signos que afectan considerablemente el cuerpo de los afectados, y sus relaciones: desde el sufrimiento derivado de la abstinencia, la incapacidad de comportarse de manera controlada, compulsión por objetos y actividades inusuales, hasta la disfunción familiar, laboral y escolar. Todos conocen muy bien cuáles son los resultados de procurar una cotidianeidad envuelta en la adicción, tanto para la salud, la economía y la calidad de vida de los afectados. Algunas de las más recurrentes adicciones, tanto en México como en el mundo son aquellas relativas a la sexualidad, el alcohol, los juegos, los dispositivos electrónicos y tecnologías, los deportes, las drogas, entre otras.

Por suerte, las adicciones pueden ser revertidas, o mejor dicho, sus efectos son reversibles gracias al respaldo de centros como la clínica de adicciones Oceánica, aunque es menester mencionar que existen algunas lesiones derivadas de la compulsión y las dependencias que no lo son; sin embargo, estas últimas no se presentan con regularidad y no impiden que el paciente pueda recuperar su vida y reintegrarse a la sociedad. Las adicciones, cada una de las existentes, necesitan de atenciones precisas, pues no existe un marco absoluto aplicable a todos los casos, por ejemplo, los que sufren por tolerancia y dependencia alcohólica no pueden ser atendidos bajo programas de rehabilitación semejantes a los de una persona afectada por síntomas compulsivos, aunque si pueden aplicarse algunas generalidades como las actitudes de comprensión, la ayuda y atención psicológica, la cordialidad y calidad médica. Por tal motivo, para determinar el tratamiento preciso es necesario el respaldo de personal capacitado como el que labora en Oceánica, los cuales, han sido capaces de devolverles la felicidad y la esperanza a aquellos que sufrían a causa de una adicción.

Entender que las adicciones son enfermedades verdaderamente serias y progresivas, y que a las personas afectadas les resulta sumamente difícil dejar de procurar aquello que ha desencadenado la enfermedad es de suma importancia para advertir a las generaciones más jóvenes de los problemas relacionados con la ingesta de sustancias o la procuración de actividades insanas. En el momento en que la adicción surge, es necesario acudir a profesionales puesto que en estas situaciones no basta la ayuda de los familiares, los amigos o la voluntad del mismo afectado para detener su progresión. Asimismo, en casos de incidencia lo más prudente es elegir centros de atención o una clínica de adicciones donde se lleven a cabo planes integrales y multidisciplinarios que comprendan las diversas etapas de la rehabilitación para sanar a los enfermos y garantizar su abstinencia de manera permanente.

En Oceánica encontrarán los mejores programas de rehabilitación, así como la ayuda de personal ampliamente capacitado para atender todos los aspectos que deben ser tratados para la pronta sanación del afectado. Esperamos que la presente entrada haya sido del agrado de los lectores, por el momento, debemos darla por concluida, no sin haberles antes extendido una invitación para que se mantengan al pendiente de las publicaciones que blogueamos con frecuencia. ¡Gracias por habernos visitado!