Importancia de la nutrición en la recuperación de salud mental

Importancia de la nutrición en la recuperación salud mental

La nutrición es esencial en la recuperación de salud mental, no sólo los trastornos de la conducta alimentaria. El cerebro humano absorbe el 20-27% de la tasa metabólica corporal total; por lo que obviamente el estado nutricional juega un papel importante en la salud mental.

El cerebro en los humanos es el órgano más importante, por lo que la exigencia energética es mayor que la de otros órganos y mayor que la de cualquier mamífero; con requerimientos nutricionales especializados cuyas concentraciones y proporciones han experimentado importantes cambios que van parejos con la evolución de la sociedad humana, y debido al papel de elementos nutricionales como aminoácidos, minerales como hierro, selenio, así como antioxidantes y vitaminas como la B12, que se asocian con manifestaciones conductuales y cognitivas.

Por lo tanto, mejorando las bases nutricionales cerebrales puede mejorar la eficacia terapéutica antidepresiva, y posiblemente de otros psicotrópicos.

Los individuos con enfermedad psicopatológica tienen mayor prevalencia de comorbilidad crónica no psiquiátrica, tal como diabetes y enfermedad cardíaca, de tal manera que se espera que un paciente con esquizofrenia tenga reducción del 20% en la expectativa de vida comparado con la población general, de tal manera que la primera causa de muerte entre pacientes psiquiátricos es la enfermedad isquémica cardíaca con 16%, comparado con la tasa de suicidios de este grupo de pacientes que es de 8%(8, 9), que además de presentar anomalías de la función alimentaria asociada a efectos adversos (Ej. IRS), tienen hiporexia o anorexia asociada a la depresión, recomendándose al ingreso del paciente el examen físico y evaluación nutricional básica, reportándose que hasta un tercio de los pacientes psiquiátricos tienen deficiencia de ácido fólico.

Además, otro de los grandes obstáculos para obtener cumplimiento y respuesta terapéutica es el aumento del peso asociado con algunos psicotrópicos, que en el caso de los antipsicóticos induce un promedio de 9.9 kg de aumento de peso en 6 meses, lo que se asocia con recaída y falla terapéutica por abandono del paciente.

También pueden presentar pérdida de apetito y pérdida involuntaria de peso o conductas anoréxicas (Freeman et al., 2006; Jensen, 2008; Murphy et al., 2009).

Todo lo mencionado anteriormente se puede prevenir mediante un tratamiento nutricional que ha sido demostrado como un recurso útil y aplicable.

Por todo esto, es indiscutible que a influencia de la nutrición en las funciones cognitivas y en la psicopatología se ha puesto de manifiesto repetidamente, y se sabe que, desde un buen estado de nutrición hasta la toxicidad, o el déficit de algunos nutrientes, o hasta el seguir o no unas pautas nutricionales equilibrada pueden favorecer cambios en la función cognitiva del individuo.

Nosotros te ayudamos en la recuperación de la salud mental

Si necesitas ayuda contáctanos haciendo clic aquí o llamando al 55 8854 7141 con gusto te atenderemos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar artículo por categoría

Elige el medio de contacto