sintomas clásicos para detectar a un ludopata

Síntomas clásicos para detectar a un ludópata

Hay mujeres y hombres que disfrutan los juegos de azar y de apuestas de manera sana y como diversión ocasional. Pero, desafortunadamente hay personas que rebasan los límites de la normalidad para caer en la ludopatía. De ahí la importancia de hablar de los síntomas clásicos para detectar a un ludópata

Esta diferencia y sus límites pueden ser poco claros para los amigos, familiares o colaboradores, pues no siempre es sencillo percibir donde acaba un gusto y comienza una adicción.

Es por eso que conocer los síntomas y características de un ludópata es importante para identificarlos a tiempo en un familiar o amigo, si es preciso. Recordemos que actuar con efectividad cuando se trata de una adicción, es la mejor manera de evitar consecuencias graves a futuro para el enfermo, su familia y su entorno general.

Se estima que en el país más de un millón de personas padecen algún grado de ludopatía y presentan en mayor o menor medida, los síntoma clásicos.

Es necesario entender que la cercanía al juego ha aumentado, aún más, en los últimos años por la facilidad de acceder a juegos a través de la red de manera online, lo que ha permitido que más personas jueguen desde la casa o la oficina, esto ha hecho que la adicción prolifere, aún más, en la sociedad.

Como mencionamos anteriormente, la detección temprana es siempre lo ideal, como cualquier enfermedad y más aún si tomamos en cuenta que esta adicción se da cada vez en personas más jóvenes.

No es casualidad que veamos en los medios de comunicación más anuncios y publicidad de casas de apuestas físicas y online.

En el presente artículo enlistaremos algunos de los síntomas clásicos para detectar a un ludópata en potencia, de esta manera, será más fácil como amigo o familiar, identificar con rapidez la presencia de una adicción y así tomar cartas en el asunto lo antes posible.

-Imposibilidad para dejar de jugar

Esto resulta bastante obvio, sin embargo, es necesario ver cómo el jugador reacciona ante la inminencia de dejar de jugar.

Si pospone reuniones, comidas, deberes y obligaciones por seguir jugando “aunque sea un ratito más”, no es una buena señal, pues significa que no tiene sus prioridades bien jerarquizadas.

Jugar con dinero peligroso

¿A qué nos referimos con dinero peligroso? Esto significa dinero que no puede darse el lujo de perder, es decir, el dinero de la renta, dinero para pagar colegiaturas, dinero para comprar la despensa, dinero del seguro, etcétera.

Esto, inmediatamente será un foco rojo, aunque solo lo haga de vez en cuando. Otro tipo de dinero peligroso es el que pide prestado para jugar. Esto significa que no tiene un buen manejo de sus finanzas y el juego le está ganando.

-Sufrimiento de por medio

El juego es, por definición, una distracción, un disfrute y un entretenimiento. Cuando deja de ser así, significa que hay un problema. Si la persona que juega ya no la pasa bien, sufre, se angustia, se enoja y vive sufriendo el momento de jugar, ¡cuidado! Algo ya no está bien.

-Jugar para recuperar lo perdido

Un error común que los adictos cometen es pretender seguir jugando para recuperar lo perdido. Tener esa falsa expectativa solo genera que haya más pérdida y que se caiga en un circulo vicioso y negativo.

-Ya no es suficiente

La persona que disfruta el juego, pero lo tiene controlado y no sufre una adicción, se auto asigna una cantidad razonable para jugar y perder, sin embargo, la persona con tendencias adictivas no tiene límites y que cada vez invertirá más dinero en el juego, perdiendo el control de sus finanzas y de su tiempo.

-Todo por dinero

El hecho de que una persona rebase lo límites de la sanidad y haga lo que sea necesario por conseguir dinero para jugar, es obviamente una muy mala señal. En los peores casos, pueden llegar hasta cometer delitos con tal de obtener el dinero necesario para poder seguir apostando.

-Alteración de prioridades

Como cualquier otro entretenimiento, el juego debe estar suficientemente abajo en la lista de prioridades de una persona sana. Mientras más arriba esté el hecho de jugar y apostar, en la lista, más cerca estará de la adicción.

-Alteración de carácter

Jugar debe distraer a la persona y debe darle la oportunidad para relacionarse con amigos y pasar un rato agradable, por el contrario, cuando hay presencia de ludopatía, el carácter cambia, se altera, se puede volver agresivo, retraído y cortante. Observa con detenimiento a la persona y analiza si su manera de relacionarse ha cambiado.

-Negación clásica

Como en cualquier adicción, la negación será el primer foco rojo que observaremos.

Pensamiento suicidas

Es común que adicciones como el alcoholismo o la drogadicción se tomen más enserio, sin embargo, es importante que la gente tenga claro que la ludopatía es la adicción que más suicidios genera, pues, desafortunadamente, un ludópata que se encuentra sumido en deudas, en la ruina y sin más personas a las que recurrir por dinero, encontrará en la muerte la salida más fácil.

En Oceánica de ayudamos a detectar síntomas clásicos para detectar a un ludópata

En la clínica de adicciones Oceánica, tomamos con mucha seriedad cualquier adicción y, por lo mismo, ofrecemos programas muy completos, personalizados e integrales para ayudar a las personas que padecen una enfermedad como la ludopatía a rehabilitarse y  reintegrarse a la sociedad, convertidos en personas sanas, fuertes, centradas y decididas a retomar las riendas de su vida.

Nuestro principal objetivo es ofrecer a pacientes y familiares una esperanza para un nuevo estilo de vida sano. Estamos para ayudarte, acércate a nosotros.

Si necesitas ayuda contáctanos haciendo clic aquí o llamando al 55 8854 7141 con gusto te atenderemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar artículo por categoría

Elige el medio de contacto