Siéntase bienvenido en este portal web, en el que informamos al público en general sobre los servicios y la ayuda que prestamos a las personas que han caído víctimas del alcohol o de las drogas. En esta ocasión, queremos hablar sobre el tratamiento de adicciones, un método cuya finalidad es la recuperación de los afectados para que estos puedan reincorporarse a la sociedad. En Oceánica, les devolvemos a las personas la fe en sí mismas y el deseo de luchar para que salgan adelante y se libren de los problemas que ocasiona el consumo de sustancias adictivas. Esperamos que esta publicación sea amena para todos nuestros lectores.

tratamiento de adicciones

¿Qué son las adicciones?

Estas pueden ser definidas como enfermedades crónicas y frecuentes que se distinguen por el deseo compulsivo y el consumo abusivo de sustancias, pese a sus efectos adversos y nocivos para la salud y las relaciones de los consumidores. Son consideradas como enfermedades cerebrales, dadas las modificaciones efectuadas en este órgano por el consumo repetitivo de drogas (tanto su funcionamiento como su estructura resultan afectados). Tales modificaciones pueden ser permanentes, breves o muy prolongadas, y recurrentemente provocan comportamientos agresivos y peligrosos. Por tal motivo no sólo el afectado resulta agraviado sino también las personas que le rodean.

Cabe mencionar que las adicciones no son generadas sólo por el consumo de sustancias. Por ello deben ser entendidas con mayor amplitud, como una búsqueda patológica de alivio y recompensa por medio del contacto frecuente con el objeto causante del deseo obsesivo y la dependencia fisiológica. Con ello, queda implicada una serie de síntomas que resultan dañinos al cuerpo y a las relaciones sociales y personales: desde incapacidad de controlar el comportamiento propio, sufrimiento por abstinencia, hasta deseo compulsivo del objeto adictivo y disfuncionalidad social.

El resultado de llevar una vida de adicciones es bastante conocido: la reducción de la calidad de vida de los afectados (debido a los problemas en la salud, económicos, laborales, escolares, familiares, sexuales, sociales, etcétera, que conlleva la dependencia). Algunas de las adicciones más frecuentes en el mundo son las  relativas al sexo, las drogas, el alcohol, el juego, la televisión, las tecnologías, el deporte, entre otras. Todas estas pueden ser agrupadas en dos bloques según su naturaleza y el objeto causante de la adicción:

  • En este bloque quedan agrupadas aquellas dependencias originadas por el consumo abusivo de sustancias químicas ajenas al organismo. En ellas surgen dos fenómenos complementarios que señalan la aparición de la enfermedad, a saber, la abstinencia y la tolerancia. La primera se refiere a la reacción del organismo cuando este es privado de una droga. Si no se suministra la sustancia, se modifican aquellas funciones que dependen de ella, asimismo, acontecen desequilibrios psicológicos y fisiológicos que llegan a ser intolerables para el afectado.

Tales efectos de supresión y malestares ocasionados por la abstinencia desaparecen una vez que es suministrada la sustancia adictiva en el enfermo. La segunda, a saber, la tolerancia, ocurre a la par de la abstinencia. Esta consiste en incrementar gradualmente la dosis para obtener las alteraciones deseadas. En otras palabras, cuando un cuerpo se vuelve tolerante, se tiene que aumentar proporcionalmente el consumo de la droga para que esta surta efecto.

  • Este bloque comprende a aquellas compulsiones que no están relacionadas con sustancias adictivas. Es decir, no presentan los mismos síntomas fisiológicos en comparación con la adicción a sustancias, más llegan a agraviar en gran medida la vida de los afectados. Algunos ejemplos son la adicción al sexo, a las compras, al juego, al ejercicio, a comer en exceso, a la tecnología, etcétera. Todas estas son más de naturaleza conductual que fisiológica.

¿Qué es un tratamiento de adicciones?

Por fortuna, las adicciones son reversibles, es decir, pueden revertirse sus efectos (aunque cabe mencionar que algunos daños ocasionados por la dependencia y el deseo compulsivo no lo son), por medio de un tratamiento específico para cada caso. Cada adicción, requiere de atenciones precisas, por ejemplo, las intervenciones realizadas en alcohólicos no pueden ser las mismas que las que reciben las personas dependientes a otras personas. Por ello, es de suma importancia solicitar el auxilio de una persona u organización capacitada para tratar las más diversas adicciones que puedan presentarse. En el centro de rehabilitación de Oceánica, brindamos ayuda profesional para devolverles a las víctimas de la adicción la esperanza y los deseos de vivir con calidad.

Es de suma importancia comprender que las adicciones son enfermedades progresivas y muy complejas que se detienen por sí solas. Es por ello que a casi todos los afectados les resulta muy difícil intentar dejar aquello que ha causado la adicción, ya sea un objeto del deseo o una sustancia. Cuando la enfermedad aparece, lo más prudente es buscar ayuda profesional, debido a que los amigos o familiares, e incluso el enfermo, no están capacitados para ponerle un freno al malestar. En Oceánica se han desarrollado programas de tratamiento de adicciones por medio de los cuales es posible que los afectados recuperen su bienestar, físico, psicológico, personal y social.

Son miles las personas que hoy en día gozan de una vida plena y digna gracias a los servicios que presta el personal de nuestro Centro de Rehabilitación, algunos de los cuales entienden la gravedad del problema porque fueron víctimas de la adicción y han conseguido superarse para ayudar a que otros lo superen. No pierda la oportunidad de ser atendido de la mejor manera, sólo así podrá garantizarse su recuperación e integración. Acuda a nuestro centro, lo estamos esperando.