alcoholismo

Alcoholismo: impacto negativo en la familia y en la sociedad

El alcoholismo hace referencia a un trastorno de adicción al alcohol o un consumo exagerado de bebidas alcohólicas que trae consigo consecuencias incalculables. Desde problemas de salud asociados al hígado, sistema nervioso central y al corazón, hasta consecuencias sociales y familiares que deterioran la calidad de vida de la persona con este padecimiento.

Resulta indispensable contar con la presencia de especialistas experimentados en el área ante evidencia de señales de adicción al alcohol. Ya que un trastorno de este tipo, al no ser tratado, puede empeorar de manera significativa limitando la vida del paciente y de quienes lo rodean. En OCEÁNICA les hablaremos a continuación más sobre este tema.

Adicción al alcohol: impacto y consecuencias en la familia

El alcoholismo se caracteriza por la presencia de diversos síntomas evidentes como la incapacidad de limitar la cantidad de alcohol que se consume. Esto genera que las personas enfoquen gran parte de su tiempo en beber, conseguir alcohol o recuperarse del consumo de alcohol. Llega un punto donde el alcohólico será incapaz de cumplir con sus responsabilidades en ámbitos laborales, educativos, familiares y demás. Sin embargo, esto no será suficiente para detener su consumo excesivo de alcohol, ya que este trastorno se caracteriza por un consumo continuo sin importar los problemas físicos, sociales o familiares.

Al desarrollar dependencia la persona que padece de un problema con el alcohol aumenta la cantidad de alcohol que ingiere para reproducir la sensación inicial, lo que eleva la rapidez con la que escala el problema. Esto no sólo afecta la salud y bienestar físico y psicológico de la persona con una adicción, también genera un impacto negativo notable en la familia y sus entornos sociales.

 Problemas de comunicación

Una de las principales consecuencias que experimentan las familias con un miembro que tiene un problema de consumo de alcohol es la predominancia de la soledad, el enfado y sentimientos de tristeza. Esto causa una ruptura en la comunicación y se comienza generar desconfianza hacia la persona que padece de un problema con el alcohol y entre otros miembros de la familia.

Se alteran las costumbres familiares

Las costumbres familiares se alteran debido a que se deja de realizar actividades juntos o en familia a causa del trastorno que padece uno de los miembros. Esto genera nuevas barreras que generan otros problemas y terminan por crear separación entre los distintos miembros familiares.

Interferencias en la educación y desarrollo de niños

En un centro de rehabilitación para este tipo de trastornos conocen la tratar la adicción a la bebida de forma rápida y efectiva. Esto debido a que el abuso de alcohol también afecta la personalidad de los hijos, su futuro y genera interferencias en su educación y desarrollo. En etapas adolescentes se evidencia un rápido abandono del hogar, sentimientos de enojo e, incluso, se reproduce el consumo excesivo de alcohol.

Se pone en riesgo el núcleo familiar o se destruye

La adicción al alcohol es una causa frecuente de divorcios, altercados, discusiones y hasta peleas físicas que terminan por destruir el núcleo familiar. Este es un trastorno con un gran poder destructivo que lleva a la desestructuración de la familia, la marginalidad, el abandono y al aislamiento.

Enfermedades y problemas en los demás miembros familiares

Similar a lo que sucede con los familiares de personas con drogadicción, los familiares del alcohólico corren el riesgo de padecer problemas de salud a causa del trastorno. Desde ansiedad y depresión hasta dolores de cabeza constantes, insomnio, alto nivel de preocupación y mucho más.

Impacto y consecuencias sociales

Los problemas que genera el abuso de alcohol a nivel social son consideradas caóticas debido a lo destructivas que pueden llegar a ser. Para comenzar, se dificulta a gran escala la convivencia social, laboral y familiar, lo que genera un aislamiento del alcohólico ante las demás personas. Resulta necesario resaltar que los problemas relacionados al alcohol son una de las principales causas de accidentes de tráfico.  Los cuales traen consecuencias graves a otros grupos familiares y personas además de a la familia de la persona con el trastorno y a ella misma.

Por otra parte, la persona afectada experimentará la incapacidad de cumplir con sus responsabilidades laborales debido a su necesidad de consumir alcohol, lo que ocasiona despidos, juicios por parte de otras personas y algunos otros problemas más. También aparecen los episodios de violencia, abuso físico y mental y otras situaciones que pueden traer consecuencias irremediables para la persona que padece de un problema con el alcohol.

OCEÁNICA: soluciones y tratamientos adaptados a cada paciente

El alcoholismo es un trastorno que requiere de un alto nivel de atención y un diagnóstico y tratamiento rápido y eficiente. Esto debido a que hablamos de una enfermedad progresiva que pone en riesgo el futuro de la persona afectada, su desempeño social e, incluso, a su núcleo familiar.

OCEÁNICA es un centro de tratamiento de adicciones con más de 30 años ofreciendo soluciones y servicios de atención profesional personalizada a cada paciente que lo necesita. ¿Quieren conocer más sobre nuestros programas o sobre este tema en particular? Les invitamos a contactarnos a través del correo electrónico [email protected] o, mediante la línea telefónica (55) 8854 7141 para descubrir todos los detalles que buscan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar artículo por categoría

Elige el medio de contacto