bulimia nerviosa

¿Qué es bulimia nerviosa y qué la causa?

En publicaciones anteriores en este blog hemos hablado de las características de los trastornos de la conducta alimentaria que afectan a hombres y mujeres de cualquier edad en todo el mundo y de la importancia de acudir con un especialista para recibir un tratamiento adecuado que ayude a quien los padece, recuperar su salud. aquí profundizaremos en qué es bulimia nerviosa y qué la causa.

También hicimos mención de lo necesario que puede resultar un tratamiento para las personas cercanas a quienes presentan trastornos de la conducta alimentaria, esto con la finalidad de adquirir herramientas que les permitan manejar las situaciones y brindar apoyo, así como para desarrollar y fortalecer capacidades que les ayuden a evitar conductas de codependencia que afecten su calidad de vida en el proceso de recuperación de su familiar, pareja o amigo enfermo.

En esta ocasión hablaremos de la bulimia nerviosa, sus características y de las opciones de bulimia tratamiento que existen actualmente para ayudar a las personas que padecen de este trastorno, a recuperar su salud, tanto física como mental, su reintegración a la sociedad y desarrollar conductas saludables que les permitan evitar recaídas.

¿Qué es bulimia nerviosa?

Para comenzar conviene definir qué es la bulimia nerviosa y qué rasgos la identifican. Como ya mencionamos, la bulimia es considerado un trastorno de la conducta alimentaria, como la anorexia, pero se caracteriza porque quien la presenta tiene episodios repetidos de consumo excesivo de alimentos acompañados de una preocupación que llega hasta la obsesión por el control de peso, lo que los lleva a adoptar medidas extremas para contrarrestar los efectos de sus episodios de sobrealimentación.

Estas medidas extremas incluyen el provocarse vómito, consumir laxantes, diuréticos o productos supresores del apetito, privarse de alimento durante periodos prolongados de tiempo y realizar ejercicios físicos de manera excesiva.

¿Qué causa bulimia nerviosa?

Las causas que originan la bulimia nerviosa se desconocen, aunque existen una serie de factores biológicos, psicológicos y sociales que se han identificado como detonantes de este trastorno. Dentro de los factores biológicos se encuentran las alteraciones en la producción de neurotransmisores como la serotonina, las endorfinas y la noradrenalina, necesarias para la comunicación a nivel neuronal.

En los factores psicológicos, que en ocasiones están asociados con los biológicos, se encuentran alteraciones de conducta, trastornos depresivos, trastornos de personalidad y problemas de impulsividad, así como problemas de desinhibición sexual, abuso de drogas y labilidad emocional.

Dentro de los factores sociales se encuentran las presiones culturales por mantener una figura delgada así como las dificultades de relaciones sociales sanas y presión familiar, pues un gran número de personas que padecen bulimia u otros trastornos de conducta alimentaria con frecuencia se sienten rechazados por sus padres o los identifican como negligentes.

¿Cómo se trata la bulimia nerviosa?

La bulimia nerviosa es un trastorno que requiere de atención médica especializada, sin embargo, identificarla llega a ser complicado en sus primeras fases y por lo regular es hasta que se presentan otros problemas de salud desencadenados por la bulimia es que las personas cercanas al paciente logran identificar el problema.

En cualquier caso, para una recuperación adecuada es necesario que el propio paciente se comprometa de manera voluntaria a seguir un programa de tratamiento diseñado a partir de sus propias necesidades y de las secuelas de la enfermedad, que tiene repercusiones no únicamente psicológicas, sino también gastrointestinales, metabólicas, cardiovasculares, urinarias, musculares y hasta neurológicas.

Es debido a las repercusiones de este trastorno de la conducta alimentaria, que la bulimia tratamiento es diferente de un paciente a otro, pero siempre se enfoca a tratar los trastornos físicos y psicológicos asociados con la enfermedad.

  • Para ello se incluyen terapias psicológicas y tratamientos farmacológicos

Específicamente para tratar el trastorno, acompañadas de tratamientos especiales para atender los problemas derivados de la bulimia nerviosa, desde daños en la dentadura ocasionados por los ácidos estomacales emitidos por los vómitos autoinducidos, hasta parálisis musculares y problemas hormonales.

En algunos casos puede ser necesario un tratamiento intensivo

En algunos casos puede ser necesario un tratamiento intensivo que incluya la hospitalización cuando el estado de salud del paciente se encuentra muy afectado, pero por lo general se realiza un tratamiento a nivel ambulatorio.

Los tratamientos de tipo psicológico para la bulimia nerviosa pueden incluir terapias cognitivo-conductuales, terapias motivacionales, terapias interpersonales, terapias cognitivo-analíticas, terapias racionales emotivas, terapias de familia, terapias grupales para prevención de recaídas, otro tipo de terapias de grupo y grupos de autoayuda.

El tipo de tratamiento psicológico recomendado a cada paciente depende del nivel de gravedad del padecimiento y de la presencia de otros trastornos, como puede ser depresión, ansiedad, o trastornos de personalidad borde, por mencionar tan sólo unos ejemplos.

La duración de las sesiones de terapia y la frecuencia con la que se deba acudir a ellas lo determina el especialista y como ya hemos mencionado, para el éxito del tratamiento es fundamental el compromiso del paciente.

  • En algunos casos llega a ser necesario emplear tratamientos farmacológicos

Ya que al combinarse con terapias psicológicas se llegan a obtener mejores respuestas de los pacientes con bulimia nerviosa.

Dentro de los fármacos que se suelen recetar se encuentran los antidepresivos, principalmente a pacientes con bulimia acompañada de trastornos de depresión, y los antagonistas opiáceos, empleados para tratar diferentes tipos de adicciones.

Es necesario que se sigan las indicaciones del especialista y que por ningún motivo se excedan las dosis recomendadas ni se recurra a la automedicación, pues esto podría poner en riesgo la salud del paciente.

Consecuencias de la bulimia

Las consecuencias de padecer un trastorno alimentario pueden ser incluso fatales, por ello la importancia de buscar ayuda de manera oportuna en un lugar especializado en el tratamiento de este tipo de enfermedades.

En Oceánica ayudamos al paciente y a su familia para saber qué es bulimia nerviosa y qué la causa, además de programas de bulimia tratamiento para recuperar su salud.

Si necesitas ayuda contáctanos haciendo clic aquí o llamando al 55 8854 7141 con gusto te atenderemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar artículo por categoría

Elige el medio de contacto