¿Como negociar con un adicto

¿Cómo negociar con un adicto?

Un adicto es una persona extremadamente hábil que utiliza la manipulación para obtener su beneficio. No solo las personas que utilizan alcohol o drogas son adictos, existen otros tipos de adicciones más sofisticadas y discretas pero al fin y al cabo se comportan del mismo modo, en ese contexto hablemos de Cómo negociar con un adicto.

Saber negociar es el  arte de poder entender y obtener el mejor beneficio para los interesados en el intercambio.

Cuando una persona necesita negociar para obtener un beneficio específico y por supuesto busca sacar el mejor provecho y lograr el éxito que desea, tiene que reconocer que  así como ella tiene que defender y proteger sus intereses, la otra persona o su contraparte tiene también sus puntos de vista y sus objetivos. Ambos buscan lo mejor para sí mismos.

El éxito siempre se podrá obtener cuando ambas partes puedan entender el conflicto como un problema común; Este, requiere que la resolución involucre beneficio para todos, o por lo menos la menor pérdida posible para ambos.

La preparación, punto clave de como negociar con un adicto

Negociar puede ser tan fácil o tan complicado como sean las relaciones entre ambas partes. Cuando se trata de negociar cualquier asunto con una persona que sufre de adicción, se requiere de una preparación más delicada ya que el proceso mental no es claro ni racional y muchas veces la misma adicción distorsiona la realidad.

Una de las características más importantes del pensamiento adictivo es que estas personas son “genios” y verdaderos campeones en saber cómo manipular a  las personas que se encuentran a su alrededor. Por lo tanto, para poder tener un intercambio favorable es importante conocer algunas características del pensamiento adictivo y utilizarlas como elemento dentro de la negociación.

Una persona que tiene pensamiento adictivo enfoca sus pensamientos en los aspectos negativos que pueden suceder. Su mundo gira en lo catastrófico. Desafortunadamente personas adictas pierden la capacidad de ver lo bueno. Son negativos y asumen que todo lo que les puede suceder eventualmente será algo malo. 

Cuando se va hacer una negociación entonces se deberá de ser muy claro y exponer las condiciones reales para que no anticipen sus miedos, ni su negatividad así es el camino de cómo negociar con un adicto.

La manipulación es el elemento natural el cual manejan con maestría.

La manipulación en la persona adicta es la manera cómo encuentra su camino para  justificarse, cubrirse y obtener lo que desean. Así que al negociar, uno debe de estar consiente que no debe de caer en la culpa, ni los chantajes. Ser  directo y no tener mucha oportunidad al dialogo.

Si la persona con la cual se quiere negociar se encuentra en un nivel de adicción en donde no reconoce su enfermedad, hace más difícil la negociación. Ya que la negación de su condición les da un tono de prepotencia, empoderamiento y muy poca tolerancia a querer escuchar lo que otras personas sienten.

La necesidad de control inmediato de la situación, la angustia que les crea depender de otros y la necesidad de no sentir dolor o incomodidad hacen que el proseo de la negociación sea muy complejo y tristemente poco exitoso.

En conclusión, negociar con una persona adicta es difícil y tiene poco probabilidad de éxito.  Hay de negociaciones a negociaciones, y por supuesto hay cosas que ni siquiera se negocian, el bienestar, la salud y la seguridad personal van por encima de todo lo que uno pueda o quiera.

Si hay algún tema de negocios, divorcio o alguna situación delicada, lo  ideal sería que la persona que va a negociar con una persona adicta se asesore y si se puede, tratar primero la adicción y después hacer la negociación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar artículo por categoría

Elige el medio de contacto