Como ayuda la actividad física en la depresión

EL EJERCICIO FÍSICO, UN EXCELENTE ALIADO PARA COMBATIR LA DEPRESIÓN

Hasta hace algunos años, acudir con un especialista en enfermedades o trastornos mentales, trátese de un psicólogo, psiquiatra o terapeuta, era un tabú, razón por la cual muchas personas sufrían en silencio problemas que afectaban su calidad de vida pero hablemos de cómo ayuda la actividad física en la depresión

Afortunadamente con el paso del tiempo los prejuicios en torno al tratamiento de enfermedades que afectan la psique han ido desapareciendo. Esto se debe a gran medida a que en nuestros días es más fácil encontrar información sobre enfermedades como;

  • La depresión
  • La ansiedad
  • Los trastornos de alimentación

Siendo estas las que más comúnmente se presentan en la población actual.

El tratamiento de las enfermedades o trastornos mentales responde tanto a las características del padecimiento como a las condiciones de salud general del paciente y a sus intereses, razón por la cual el programa de recuperación y prevención varía de una persona a otra.

Es precisamente por esta razón que resulta imprescindible acudir a consulta médica con un especialista luego que se hayan manifestado e identificado los síntomas del padecimiento.

En el consultorio médico se hace una valoración y se pueden aplicar una serie de pruebas y exámenes que permitan al especialista determinar las causas que están originando el problema, pues como es sabido, las enfermedades y trastornos mentales se presentan por diversos factores, desde genéticos hasta por falta de algún nutriente en la dieta diaria.

Depresión

En el caso particular de la depresión, un padecimiento que se caracteriza por largos períodos de tristeza acompañados por alteraciones en la conducta y hábitos de sueño y alimenticios, además de dolores de cabeza, cansancio y problemas digestivos, entre otros, una vez que se ha diagnosticado como enfermedad clínica, el especialista determina una serie de medidas que permitirán al paciente recuperar su salud.

Debido a que sus causas pueden ser de lo más variadas, el tratamiento para la depresión recomendado llega a ser completamente distinto de un paciente a otro. Sin embargo, existen algunas medidas para tratar esta enfermedad que se encuentran presentes en prácticamente todos los programas de tratamiento, como lo es incluir en la rutina cotidiana sesiones de ejercicio físico.

¿Cómo ayuda la actividad física en la depresión?

Como es bien sabido, el ejercicio físico ofrece numerosos beneficios para la salud del ser humano e idealmente toda persona debería incluir sesiones de al menos 30 minutos al día de alguna actividad que comprometa la activación de su cuerpo exigiendo cierto esfuerzo según sus condiciones y capacidades físicas.

Salvo en casos en que el paciente presente padecimientos que le impidan realizar ejercicios físicos, como puede ser:

  • Problemas cardíacos
  • Lesiones
  • Enfermedades reumáticas

En un tratamiento para la depresión se incluye la realización de actividades físicas con regular frecuencia.

Al hablar de ejercicio físico no nos referimos a actividades extenuantes que requieran gran esfuerzo por parte del paciente, salvo en caso de que sus condiciones físicas e intereses lo permitan.

El ejercicio físico puede ser simplemente una caminata o andar en bicicleta, actividades que exigen una activación física aeróbica, o bien, practicar natación, actividad que tiene un potente efecto relajante sobre el paciente.

Salir a caminar, correr, andar en bicicleta o nadar por 30 minutos al menos tres veces por semana ofrece grandes beneficios al paciente, llegando a alcanzar efectos comparables a los de un psicofármaco en el caso del tratamiento de depresión moderada.

Recomendaciones

Como ya hemos mencionado, las recomendaciones respecto al tipo de actividad, duración y frecuencia dependen del estado físico del paciente, de sus capacidades, de sus intereses y de las características del padecimiento, pero en todo caso es necesario que los ejercicios se realicen de manera regular para conseguir los efectos positivos que pueden generar.

Hacer ejercicio regularmente contribuye a estimular e incrementar la segregación de neurotransmisores que intervienen en procesos importantes para la regulación del estado de ánimo, como la serotonina, siendo esta la que más comúnmente se encuentra disminuida en las personas que padecen de depresión.

Asimismo, al mantenerse activo, el paciente logra distraerse y despejar su mente de pensamientos que sólo perpetúan el estado depresivo en el que se encuentra, de ello que se recomienden principalmente actividades al aire libre, que exijan a la persona desplazarse y cambiar su entorno al menos durante 30 minutos al día.

Otro de los beneficios que ofrece el realizar ejercicio es la mejora general del estado físico del paciente, lo que promueve actitudes positivas e incrementa la autoestima.

En los casos en que la depresión esté vinculada con el aislamiento social, posiblemente el terapeuta recomendará realizar actividades físicas en grupo, lo que favorecerá la convivencia y la reintegración social del paciente.

Cabe mencionar que la depresión por aislamiento social se presenta más comúnmente en adultos mayores, quienes no pueden realizar ejercicios que exijan gran esfuerzo físico, por lo que las actividades de bajo impacto en grupo son las más recomendadas, como realizar caminatas o tomar sesiones de aeróbicos para personas de la tercera edad.

¿Cómo ayuda la actividad física en la depresión? Indicaciones de seguridad para evitar lesiones.

  • Calentar músculos y articulaciones antes de ejecutar cualquier ejercicio
  • Estirar correctamente al finalizar la actividad
  • Utilizar el calzado y vestimenta adecuados
  • Hidratarse y alimentarse adecuadamente
  • Utilizar los soportes o el equipamiento extras necesarios
  • Son aspectos fundamentales para la seguridad.
  • Asimismo, en caso de presentar alguna molestia el paciente debe acudir de inmediato con el médico para supervisar la técnica de cómo ayuda la actividad física en la depresión pues es diferente en cada paciente.

Es indiscutible que el ejercicio físico tiene muchos efectos positivos para el estado de salud en general y que incluirlo en un programa de tratamiento para la depresión es un complemento a las terapias y fármacos recetados por el especialista.

Sin embargo debe verse como eso: un complemento, y en ningún caso debe suplir, sin consultar previamente al médico encargado del caso, otros elementos del tratamiento.

Si necesitas ayuda contáctanos haciendo clic aquí o llamando al 55 8854 7141 con gusto te atenderemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar artículo por categoría

Elige el medio de contacto

Estamos para apoyarte durante el proceso de recuperación, ya sea el tuyo o el de un ser querido.

HOY APLICA UN DESCUENTO EN TU TRATAMIENTO

CODIGO: 5%ES24S

*Aplican restricciones