La Diabetes ¿Qué es?

 

La diabetes es una enfermedad que afecta la manera cómo el organismo aprovecha  la comida para crear energía. Debido a que las células del organismo no aprovechan la comida debidamente, la concentración de glucosa (o sea azúcar) en la sangre se eleva a un nivel alto. El nivel de azúcar en la sangre se aumenta ya sea porque el cuerpo carece insulina o porque no puede aprovechar la insulina que produce. La insulina es una hormona que le ayuda a la glucosa a ingresar en las células para allí crear energía. La diabetes se diagnostica cuando el nivel de glucosa en la sangre, en ayunas, está por encima de 126 mg/dl.

 

¿Cómo se diagnostica la diabetes?

Hay varias maneras de diagnosticar la diabetes. Por lo general es necesario repetir cada método una segunda vez para diagnosticar la diabetes. Se deben hacer las pruebas en un entorno médico (como el consultorio de su médico o un laboratorio). Si su médico determina que usted tiene un nivel muy alto de glucosa en la sangre o síntomas clásicos de glucosa alta.

 

PRUEBAS:

Hemoglobina Glucosilada: A1C. La prueba A1C mide su nivel promedio de glucosa en la sangre durante los últimos 2 o 3 meses. Las ventajas de recibir un diagnóstico de esta manera es que no tiene que ayunar ni beber nada. Se diagnostica diabetes cuando: A1C ≥ 6.5%.

Glucosa plasmática en ayunas. Esta prueba generalmente se realiza a primera hora en la mañana, antes del desayuno, y mide su nivel de glucosa en la sangre cuando está en ayunas. Ayunar significa no comer ni beber nada (excepto agua) por lo menos 8 horas antes del examen.

  • Se diagnostica diabetes cuando: Glucosa plasmática en ayunas ≥ 126 mg/dl

Prueba de tolerancia a la glucosa oral. Esta es una prueba de dos horas que mide su nivel de glucosa en la sangre antes de beber una bebida dulce especial y 2 horas después de tomarla. Le indica a su médico cómo el cuerpo procesa la glucosa.

  • Se diagnostica diabetes cuando: Glucosa en la sangre a las 2 horas ≥ 200 mg/dl

Prueba aleatoria (o casual) de glucosa plasmática. Esta prueba es un análisis de sangre en cualquier momento del día cuando tiene síntomas de diabetes severa.

  • Se diagnostica diabetes cuando: Glucosa en la sangre ≥ 200 mg/dl

 

Algunos Factores que pueden aumentar tu glucosa:

  • Demasiada comida (una comida con más carbohidratos de lo usual)
  • No tener una vida activa
  • Insuficiente insulina o medicamentos (por vía oral) para la diabetes
  • Efectos secundarios de otros medicamentos (por ejemplo, esteroides, medicamentos antipsicóticos)
  • Enfermedades (su cuerpo descarga hormonas para combatir la enfermedad, y esas hormonas suben su nivel de glucosa en la sangre)
  • Estrés (el estrés puede producir hormonas que suben su nivel de glucosa en la sangre) Poco o largo tiempo con dolor, como por ejemplo de un golpe o quemadura de sol (su cuerpo descarga hormonas que suben sus niveles de glucosa en la sangre)
  • Período menstrual (causa cambios en los niveles hormonales)
  • Deshidratación

 

Hay tres tipos de diabetes:

  • La diabetes tipo 1:

La diabetes tipo 1 por lo general se da en los niños y en los adultos jóvenes. Siempre requiere un tratamiento con insulina. Es importante ceñirse a una dieta saludable con cantidades controladas de carbohidratos (o sea almidones y azúcares). Al hacer ejercicio con constancia se puede reducir el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y de sufrir otras complicaciones.

Los síntomas de la diabetes tipo 1 incluyen: perder peso repentinamente, sentir sed y hambre en exceso, orinar con frecuencia, sentir náuseas, vomitar, retraso en el desarrollo corporal y falta de energía. Si no se somete a tratamiento para la diabetes tipo 1, puede suscitarse un mal llamado cetosis. La cetosis puede causar coma e incluso podría ocasionar la muerte.

  • La diabetes tipo 2:

La diabetes tipo 2 generalmente se da en adultos mayores, aunque ahora se está viendo más y más en niños y adolescentes. Las personas con diabetes tipo 2 a menudo están excedidas de peso y están en mal estado físico. El cuerpo no produce suficiente insulina para mantener bajo control el nivel de azúcar en la sangre. El primer tratamiento que se le receta es una dieta para controlar el peso y un programa de ejercicio, pero si estos no bastan, es posible que la Persona también tenga que tomar medicamentos. Hay varios tipos de pastillas para la diabetes. Si éstas no surten el efecto deseado, podrían ser necesarias las inyecciones de insulina. El médico le recetará los medicamentos que más le convengan a la persona con diabetes. Los síntomas de la diabetes tipo 2 por lo general no son evidentes. De hecho, varían desde el simple cansancio hasta tener síntomas parecidos a los de la diabetes tipo 1.

  • La diabetes gestacional

La diabetes gestacional se da solamente durante el embarazo. Generalmente para controlarla basta un régimen de alimentación especial y ejercicio. Si hay necesidad de usar un medicamento, sólo se puede usar la insulina. Las pastillas para la diabetes podrían afectar al bebé. Se recomienda efectuar la prueba de glucosa alrededor de semana 26 del embarazo o antes si la mujer presenta mayor riesgo para sufrir diabetes gestacional. Las mujeres con mayor riesgo incluyen aquellas que han tenido bebés grandes en un embarazo anterior, historia de diabetes gestacional, o historia de mortinato o aborto espontáneo.

Después de todo, cuidarse podría sonar complicado, pero se trata de sencillas recomendaciones que si las aplicamos todos los  días notaras grandes cambios en tu rutina diaria y en tu vida a futuro. Recuerda que los grandes cambios son poco a poco y con conciencia. Esa es la clave del éxito.

La Diabetes enferma cuando no te educas, cuando no la manejas correctamente y cuando dejas que sea ella quien controle tu vida. ¡Toma el control tú!

 

BIBLIOGRAFIA

Dr. Juan Luis Fernández, Diabetes: Guía médica y nutricional.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar artículo por categoría

Elige el medio de contacto