Relacion entre la obesidad y la depresion

Relación entre la obesidad y la depresión

La obesidad no es solo un problema de salud, sino que puede derivar o ser causado por la depresión, dos trastornos que están muy vinculados. Cuando se busca un tratamiento de la obesidad, es importante identificar cuál es su origen y si ha causado otros problemas de salud mental, por ello, es muy importante acudir con los mejores especialistas para una evaluación integral.

Depresión y obesidad

La depresión es una condición mental caracterizada por la pérdida de placer en actividades agradables y estados de pesimismo y tristeza intensa. Existen muchos síntomas que presenta la depresión y se pueden presentar en ciertos periodos de tiempo de manera esporádica o continua.

Por otra parte, la obesidad se puede definir como un exceso de grasa corporal. Comúnmente se mide a través del Índice de Masa Corporal (IMC), que compara el peso y la altura de una persona. Un IMC superior a 30 kg/m2 indica obesidad clase I y si es superior a 40 kg/m2 se determina como obesidad mórbida, mientras que un IMC entre 25 a 30 kg/m 2 indica sobrepeso.

La obesidad mundial está aumentando a un ritmo alarmante, tanto que la frase epidemia de obesidad se ha vuelto común. La obesidad conduce a afecciones como enfermedades cardíacas, accidentes cerebrovasculares y diabetes, lo que resulta en una menor esperanza de vida.

¿Uno causa al otro?

La depresión se ha asociado con la obesidad, pero aún no se ha demostrado que una causa la otra. De hecho, es increíblemente difícil hacerlo porque la relación se complica por otros factores, como la clase socioeconómica y la composición genética.

Estudios realizados las últimas décadas han comprobado que la obesidad adolescente aumenta la posibilidad de sufrir depresión como adulto joven. Del mismo modo, la depresión y la obesidad pueden ocurrir al mismo tiempo en las mujeres en la edad adulta y la adolescencia, por lo que se ha concluido que la obesidad abdominal es un fuerte predictor de depresión.

De igual manera, la depresión puede dar lugar a comportamientos dietéticos que pueden conducir a la obesidad. Comer en exceso o comer cómodamente puede ser consecuencia de la depresión, que también se asocia con un aumento del consumo de alcohol y alimentos poco saludables. Las dietas pobres, particularmente las bajas en ácido fólico se asocian con la depresión.

Efectos secundarios del tratamiento para la depresión

Algunos de los medicamentos utilizados para tratar la depresión pueden resultar en obesidad debido a los cambios químicos que generan en el cuerpo. Por ejemplo, los antidepresivos tricíclicos pueden llevar a un aumento de peso excesivo; sin embargo, los antidepresivos serotoninérgicos no conducen al aumento de peso.

Otros factores que evaluar

La inactividad física puede causar depresión y obesidad. La actividad física está asociada con niveles más altos de bienestar psicológico, causados por el aumento de los niveles de sustancias químicas en el cerebro que elevan el estado de ánimo.

Las estrategias de tratamiento y prevención para la obesidad y la depresión podrían mejorarse si se encuentra la relación exacta entre ellas. Los medicamentos podrían usarse para tratar la depresión y la obesidad al mismo tiempo. Por ejemplo, los programas de nutrición también podrían enfatizar la importancia de ser mentalmente saludables.

Los programas de pérdida de peso más efectivos generalmente incluyen terapias de comportamiento, que fomentan cambios en el comportamiento para ayudar a una persona a mantener la pérdida de peso a largo plazo.

Si bien no se puede concluir que una es causada por la otra, estos dos padecimientos sí están estrechamente relacionados, por lo que, en caso de sufrir de obesidad, es importante acudir con los mejores especialistas, los cuales encontrarán en Oceánica, donde un grupo clínico multidisciplinario les brindará el mejor tratamiento para la obesidad en nuestro centro de rehabilitación.

Si necesitas ayuda contáctanos haciendo clic aquí o llamando al 55 8854 7141 con gusto te atenderemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar artículo por categoría

Elige el medio de contacto