El amor es

El amor es…

En el estado de enamoramiento, el enamorado, cree de manera casi ciega y se somete al otro en la pareja, porque se fascina con él y esto lo lleva incluso a borrarse como sujeto y sacrificar su propio deseo y pensar en que el amor es eso.

Freud (1921) “Psicología de las masas y análisis del yo”.

Amor es… una palabra que predomina en la sociedad, siendo en ocasiones explotada, sobre valorada, incluso mágica. A la cual, le atribuyen un poder curativo, y/o catastrófico en situaciones donde el régimen social – moral lo prohíbe, pero ¿Cuál es la realidad? ¿Necesario en la vida? O ¿Simplemente un adjetivo más que le da sentido e ilusión al ser humano?

¡Qué complicado lo que se ha dicho a lo largo del tiempo !

Con la consigna de que es necesario, que debe existir en tu vida, que debes disfrutarlo y atesorarlo; es entonces ¿una semejante exigencia? Me opongo a creer que el ser humano es vacío e insuficiente. Pero, no se forma un estilo de vida, como sí se perteneciera a una isla desierta.

Como ser vivo me adapto a los lineamientos que me permiten ser parte de este mundo… y con el deseo ser congruente conmigo misma, he elegido que el amor se vive a través de la libertad.

Esa sensación que se experimenta al viajar con mi imaginación, que me invita hacia situaciones o lugares que me permiten reposar de las actividades diarias, a veces tan demandantes. Esa libertad que no está sujeta a un reloj y que da cabida a la compañía.

Amo:

  • La lealtad, en ese vínculo que generas con otro ser humano donde son cómplices ante lo que para otros quizá sea visto como algo imperfecto.
  • La confianza que me proporciona el interpretar mis pensamientos y emociones sin tener el temor de ser juzgado o señalado e incluso ni siquiera el llegar a considerar que mi ser y actuar sea censurado.
  • El silencio, esos momentos en los que incluso mis propios pensamientos hacen pausa para dar cabida a esa sensación de agradecimiento que me acoge por el día de hoy estar viva.
  • La risa y sin el deseo de menospreciar mis otros amores creo que es mi preferida.
  • La habilidad para transitar la alegría, el miedo e incluso el dolor, y convertirlo en un sonido que brota desde lo mas profundo de mi ser, mostrándose de una manera natural e intensa que logra aliviar y disipar cualquier sensación displacentera.

Es tal su poder que en ocasiones corta mi respiración, y cuando me permite recuperarla, nace en mí un profundo sentido a la vida.

¿Y tú cómo vives el amor?

Psic. Jessica Mendía Cornejo

Si necesitas ayuda contáctanos haciendo clic aquí o llamando al 55 8854 7141 con gusto te atenderemos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar artículo por categoría

Elige el medio de contacto