¿Cuáles son los indicadores de adicción al alcohol?

 En Centro de rehabilitación, Clínica de rehabilitación para alcohólicos, Tratamiento del alcoholismo

El alcohol es una bebida social que ha estado presente a lo largo de la historia de la humanidad; no obstante, esta tradición también tiene su lado oscuro, porque conlleva grandes riesgos para la salud general de las personas que beben indiscriminadamente. En Oceánica somos una clínica de rehabilitación para alcohólicos que cuenta con personal capacitado y las estrategias de tratamiento ideales para brindarles un atención humana y eficaz, de manera que ustedes pueden percibir una clara mejoría en su calidad de vida.

Es muy común, en el cine y la televisión, la imagen de un individuo que apura un trago para ganar valor o para superar alguna inhibición; pero, el problema se presenta cuando el consumo de torna crónico y no solo beben para socializar, sino para calmar un ansia a la cual no logran ponerle freno. Es complicado que alguien reconozca que su ingesta de licor se le ha ido de las manos, porque tienden a creer que es algo normal y que pueden dejar de hacerlo cuando lo deseen. Esta falsa creencia viene dada por el hecho de que las personas consideran que un alcohólico es solo aquel que anda tirado en la calle, con una botella en la mano o quien vive en un estado continuo de ebriedad.

¿Cuál es el límite entre lo normal y la adicción?

Muchos expertos en tratamiento del alcoholismo consideran que no se debe beber más de dos vasos de vino o de cerveza al día, y a esto hay que agregar que la dosis debe ser incluso menor en los casos de adultos mayores. Estas medidas no son acumulativas, sino que obedecen a la capacidad del hígado para sintetizar y eliminar el alcohol, puesto que el 90 por ciento del licor que ingieran se metaboliza a nivel hepático.

Aun así, y a fin de evitar perpetuar el hábito, es aconsejable que las personas que gustan de tomar unas copas se limiten a estas dosis, que se abstengan durante dos días a la semana, como mínimo. Además, se recomienda un control total de 48 horas, después de haber bebido en exceso, algo que nunca debería ocurrir. En función de esto, una señal de alarma a considerar sería que, todavía habiéndose propuesto no beber, excedan estas cantidades.

En Oceánica somos un centro de rehabilitación orientado a la excelencia y que trabaja para ayudarles a mejorar su salud y su calidad de vida. Atrévanse a cambiar hoy, comunicándose con nosotros a través de los medios de contacto disponibles en nuestro sitio web.

Publicaciones recientes

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar