Tipos de ansiedad tratamiento y causas más frecuentes

 En Blog, Superación

Al menos en una ocasión en la vida, todos hemos sentido ansiedad; desde bebés cuando veíamos alejarse a nuestra mamá, o en la época de exámenes; la hemos experimentado porque es una emoción normal, que sentimos ante una situación estresante o problemática, cuando la incertidumbre nos ataca y no sabemos cómo actuar. Sin embargo, cuando los síntomas de la ansiedad provocan algún grado de deterioro, que comience a afectar la funcionalidad en la vida del individuo, alterando su trabajo, relaciones sociales o familiares, o aislándolo de otras personas, se requiere buscar todo lo posible sobre la ansiedad tratamiento y causas que provocaron la situación.

Cuando la ansiedad se vuelve una patología, se recomienda buscar un tratamiento oportuno, antes de que llegue a afectar la calidad de vida del paciente, brindándole las armas para combatir los ataques de ansiedad por sí mismo, sin la necesidad de tomar fármacos que puedan alterar su percepción o su personalidad. Para esto, debemos dar una mirada a los tipos de ansiedad más comunes:

• Trastorno de ansiedad generalizada (TAD)

Este trastorno se ha definido en el manual de Psicopatología DSM-IV, en el que se indica que consiste en reacciones intensas de activación fisiológica, con mucha preocupación, inquietud e impaciencia, así como pensamientos de tipo fóbico, obsesivos, pensamientos negativos y anticipatorios e interpretaciones erróneas de la realidad. Se caracteriza por ser muy difícil de controlar, ya que a la persona que lo padece se le dificulta concentrarse en sus labores cotidianas o dejar de pensar en la situación que le causa angustia; sin embargo los síntomas clínicos no son sólo emocionales, ya que los pacientes llegan a sentirse muy fatigados físicamente, con tensión en los músculos y dificultad para dormir.

Una persona con TAD puede sentirse ansiosa la mayor parte del tiempo, sin que se presenten situaciones potencialmente estresantes, como antes de hablar en público o de presentar una entrevista de trabajo. Las preocupaciones del paciente son intensas, irracionales, persistentes e interfieren con sus actividades diarias y relaciones interpersonales.

• Trastorno de pánico

Otra faceta de la ansiedad que se manifiesta en pánico, con una sintomatología más aguda en la que se experimentan sensaciones de muerte, terror de quedarse suspendidos en el aire o de enfermar. Este trastorno es lo que conocemos como ataques de pánico, que se presenta de forma inesperada, pero recurrente, ya que muchas personas los experimentan al menos una vez al mes antes de recibir diagnóstico, lo que puede causar problemas de salud y de adicciones en las personas que se auto-medican para controlar sus síntomas.

Una persona que experimenta ataques de pánico puede cambiar su comportamiento de forma significativa, evitando actividades como el deporte o los juegos ante el temor a que les pase algo (temor irracional la mayoría de los casos).

• Ansiedad obsesiva-compulsiva

En este trastorno, los pensamientos ansiosos influencian el comportamiento para actuar de forma repetitiva, por ejemplo revisando que haya cerrado la puerta después de entrar; si bien esto parece normal, una persona puede tener pensamientos recurrentes, que incluso le despierten por las noches y le hagan ir a revisar si cerró la puerta para poder dormir con tranquilidad.

En el Trastorno Obsesivo Compulsivo o TOC, las personas sufren pensamientos, ideas o imágenes recurrentes, que les causan ansiedad y provocan la realización de acciones para disminuir los malestares. Una persona puede lavarse las manos, limpiar su casa, comer o realizar otras acciones de forma compulsiva a causa de estos pensamientos recurrentes, que le pueden llevar a una distorsión de la realidad.

• Ansiedad por estrés postraumático

Este trastorno conocido como TEPT ocurre a causa de una situación traumática que le dejó mucho temor, y que cuando la revive le ocasiona mucha ansiedad reflejada en pesadillas, ira, fatiga emocional, etc. Debido a la gran carga emocional, muchas personas abandonan ciertas actividades, como conducir, ya que les recuerdan el evento traumático que vivieron.

• Fobias

Existen muchos tipos de fobias o miedos irracionales hacia diferentes situaciones, como hablar en público, los espacios abiertos o cerrados, objetos, lugares o animales; las personas con trastornos fóbicos evitan en la medida de posible el estímulo que provoca la ansiedad, pero en ocasiones esta conducta interfiere en la vida normal de una persona, pues las fobias pueden ser de lo más peculiares.

¿Cuándo buscar ansiedad tratamiento?

4

En general, al recurrir a un especialista en ansiedad tratamiento, se trabajarán en tres grupos:

  • Cognitivos, para cambiar el sistema de creencias y encontrar las herramientas internas para identificar los pensamientos negativos y cambiarlos por otros positivos. Para esto, la visita con el especialista en Psicología será de gran ayuda.
  • Conductuales, para encontrar medios físicos para controlar la conducta; para esto las sesiones de yoga y meditación son de gran ayuda, así como las técnicas de respiración y relajación, que pueden devolver al paciente su ritmo cardiaco normal y su tranquilidad.
  • Fisiológicos, ya que la ansiedad provoca respuestas físicas como palpitación, temblor en las manos, boca seca o incluso la caída de cabello, se puede recomendar hacer ejercicio o visitar al médico para descartar trastornos físicos relacionados.

Si tú o alguien de tu familia sufren de ansiedad, acércate a nuestros expertos de Oceánica, con las mejores técnicas de ansiedad tratamiento para que recuperen su calidad de vida, sin la necesidad de consumir medicamentos. Del mismo modo, si la ansiedad se debe al consumo de drogas, podemos ayudarte en la rehabilitación y recuperación de la salud de tus seres queridos. ¡Contáctanos hoy mismo!

Publicaciones recientes

Comienza a escribir y presiona Enter para buscar