El impacto social y tratamiento de adicciones

Antes de comenzar un tratamiento de adicciones es importante conocer cuál es la situación de estas en el país, así como el principal impacto en la sociedad de las más comunes.

Cabe mencionar que el tabaquismo, el alcoholismo, las adicciones a las drogas ilícitas o en su caso, legales pero no prescritas por un médico, son desgraciadamente el pan de cada día en México y el mundo, y pueden definirse como un estado estrictamente psicofísico que está causado por medio de la convivencia de un fármaco o sustancia tóxica con un organismo vivo y la necesidad de este por experimentar el estado que desencadena dicho agente.

Esta adicción se ve caracterizada por la modificación del comportamiento, por lo general es causada por un impulso irreprimible de conseguir y consumir una droga de forma periódica o continua, esto es con el fin de poder acceder a cada uno de los efectos psíquicos y físicos, además, muchas de las ocasiones es para poder aliviar un malestar que es producido por la privación de dicha sustancia, llamado o conocido comúnmente como síndrome de abstinencia.

La adicción a una sustancia es una enfermedad, en cada uno de sus casos, alcohol, tabaco o drogas, cada uno de ellos se caracteriza por presentar diversos signos y síntomas en los que se ven involucrados diversos factores que son genéticos, biológicos, psicológicos, así como los sociales.

Así también, se debe entender que las personas adictas son aquellas que dependerán directamente de las sustancias psicoactivas que tienen el tabaco, la marihuana, el alcohol, la cocaína y los solventes o sustancias inhalables, entre otros más.

Estos, perjudican considerablemente la salud física y psicológica de cada uno de los adictos, además de que logran  afectar a su familia y al entorno que los rodea. Por lo tanto, es posible asumir de forma indistinta que un adicto, farmacodependiente o drogadicto, es quien depende de una o más drogas de forma física y psicológicamente.

En el país, para poder identificar cuál es la magnitud y las tendencias que tiene este problema, en los años de 1988 al 2002 se han logrado realizar diversas encuestas nacionales, así como locales y un sinfín de pruebas con estudiantes de niveles de secundaria, bachillerato e incluso de universidad, con los cuales se ha podido monitorear el consumo en estas poblaciones.

Asimismo, se han establecido diversos sistemas de vigilancia y reportes constantes para poder tener un dato aproximado sobre adicción y sus consecuencias en los mexicanos, como otras enfermedades. Refiriéndonos a estas últimas, no se han logrado obtener los datos exactos de cada una de ellas, ni al interior de los servicios gubernamentales, privados y salud, así como en los grupos de ayuda mutua, haciéndose una suposición de que esta problemática es aún mayor de lo que se imagina.

Según diversas investigaciones, la dependencia, uso y abuso del tabaco, drogas y bebidas alcohólicas ocasiona la pérdida significativa de la salud de cada uno de los adictos, a su vez la productividad baja considerablemente, teniendo como resultado un ausentismo laboral, sobreutilización de los servicios de salud y una deserción escolar muy alta. El consumo puede ocasionar elevados costos para la población que lo mantiene, a través de sus impuestos las problemáticas de salud que se dan por la adicción podrían disminuir.

Cabe señalar que se tiene la estimación de que solamente el alcoholismo llega a representar un 9 % de las enfermedades en el país, así como el tabaquismo ocasiona hasta el 15 % de los gastos totales de salud. Los resultados que se obtienen a través de estudios, primordialmente de aquellas encuestas nacionales sobre adicción, permiten visualizar la necesidad de la atención a cada una de las adicciones y el consumo de sustancias nocivas, por este motivo es importante también conocer el tratamiento de adicciones adecuado.

En el consumo del tabaquismo, para el 2002 se tenía un total de 16,371,601 personas consumidoras del tabaco, las cuales lo hacían regularmente, mientras que un promedio de 17,860,537 se encontraban expuestas a la contaminación involuntaria por el uso ajeno de esta sustancia. Diariamente fallecen 150 personas en el país a causa de una de las enfermedades que están relacionadas a esta adicción, representando cada 10 minutos una muerte.

Por su parte, el país a nivel mundial ocupa uno de los primeros lugares en muertes relacionadas al consumo de bebidas alcohólicas. Implicando que el consumo más alto se concentra en una proporción que es menor a la que se  logra observar en otras culturas, sin embargo, la repercusión y gravedad en cuanto a la salud es similar. Cabe mencionar que el 73 % de los consumidores se encuentran en zonas urbanas, es decir, el número de mexicanos que consume alcohol es elevado y más en las ciudades, donde se concentra la mayoría de la población.

En el consumo de drogas, según la encuesta sobre adicciones que se realizó en el 2002, en México existen 3,508,641 personas que oscilan entre 12 y 65 años de edad que han probado alguna vez una droga ilícita a lo largo de su vida. Esto refleja que un 5.03 % de la población ha tenido contacto con alguna sustancia ilícita, teniendo un promedio de consumo de 1.3 de droga, además de que se tiene un antecedente de haber usado alcohol o tabaco antes de comenzar a consumir alguna otra sustancia.

Cabe señalar que esto refleja un grave problema en la población del país, ya que a pesar de que estos estudios son de hace más de una década, no se descarta que el consumo de cada una de las sustancias haya incrementado considerablemente afectando, aún más, a la población en general. Por este motivo, en Oceánica contamos siempre con un tratamiento de adicciones adecuado, brindándole al paciente una mejor calidad de vida y una reintegración a la sociedad satisfactoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Buscar artículo por categoría

Elige el medio de contacto