Chat with us, powered by LiveChat

Tratamientos

Alcoholismo

El consumo de alcohol provoca en el usuario confusión, desinhibición y pérdida del juicio crítico y la noción de riesgo, por lo cual el usuario de alcohol está más expuesto a experimentar accidentes. El uso prolongado de alcohol puede provocar úlceras en el estómago o esófago. Inflamación y daños en el páncreas. Daño al hígado, desnutrición, cáncer de esófago, hígado, colon, cabeza y cuello, mamas y otras áreas. FInalmente la adicción al alcohol es una enfermedad crónica que requiere trabajo a largo plazo.

Cocaína

Los usuarios de cocaína pueden manifestar hipersensibilidad a la luz, el sonido y el tacto, irritabilidad, paranoia, o comportamientos violentos temblores y espasmos musculares e inquietud. Entre los efectos a largo plazo se encuentran  si se inhala pérdida del olfato, hemorragias nasales, nariz con goteo frecuente y problemas para tragar; Además, algunas personas experimentan episodios de paranoia intensa en los que pierden el contacto con la realidad y tienen alucinaciones auditivas.

Mariguana

El usuario de esta droga puede sufrir un deterioro de la memoria, disminución de la atención, el juicio y otras funciones mentales, también se pueden ver perjudicadas la coordinación y el equilibrio, hay aumento del ritmo cardíaco, ansiedad y paranoia. Algunos daños que pueden ser permanentes son la disminución del coeficiente intelectual, riesgo de desarrollar esquizofrenia en personas con una predisposición genética y un riesgo potencialmente más alto para desarrollar ansiedad, depresión y síndrome amotivacional.

Metanfetaminas

Quienes consumen metanfetamina experimentan aumento de la vigilia y la actividad física, disminución del apetito, respiración rápida, ritmo cardíaco rápido o irregular, presión arterial y temperatura corporal elevadas. Se desarrollan también, problemas de pensamiento, comprensión, aprendizaje y memoria. A largo plazo puede darse pérdida excesiva de peso, problemas dentales graves, comezón intensa que lleva a lesiones en la piel, ansiedad, confusión, pérdida de la memoria, problemas para dormir, comportamiento violento, paranoia, y alucinaciones.

Heroína

El usuario de heroína suele experimentar sequedad en la boca, enrojecimiento y acaloramiento de la piel, sensación de pesadez en brazos y piernas, náuseas y vómitos y comezón intensa e inconsciencia . A largo plazo se presentan insomnio, colapso de las venas en las que se inyecta la droga, abscesos (tejido inflamado y con pus), enfermedades del hígado y los riñones, complicaciones pulmonares, depresión y disfunción sexual en los hombres, y ciclos menstruales irregulares en las mujeres.

Tabaco

El tabaquismo es la primera causa de muerte prevenible a nivel mundial. El tabaco afecta prácticamente a todos los órganos del cuerpo, es por eso que tiene una relación directa casi con cualquier tipo de cáncer, enfermedades cardiovasculares y diversas enfermedades sistémicas. De igual modo, perjudica la calidad general de vida provocando desde daños estéticos a los dientes y piel, hasta la atenuación de los sentidos como el gusto y el olfato. 

Adicción a medicamentos

Consumo repetido de uno o varios medicamentos sin preescripción, como analgésicos derivados del opio que puede provocar un deseo compulsivo de consumo acompañado de una enorme dificultad para interrumpir voluntariamente o modificar el consumo del medicamento a pesar de los riesgos y daños que esto puede provocar.

Trastornos de alimentación

Los trastornos más frecuentes son la bulimia y la anorexia. La bulimia se caracteriza por episodios de alimentación compulsiva conocidos como atracones, los cuales son seguidos de conductas para intentar compensar el atracón como, hacer ejercicio o tomar mucha agua. La anorexia se caracteriza por una fuerte aversión a comer, quien lo padece procura evitar comer, utiliza laxantes o se provoca el vómito para evitar el aumento de peso.

Ludopatía

Es considerado un trastorno adictivo no relacionado con sustancias, en el que la persona afectada siente una urgencia irreprimible por jugar y apostar. Esta conducta que tiene un carácter progresivo y persistente es considerado un trastorno debido que llega a causar deterioro importante en diferentes áreas de vida del afectado, por ejemplo, a nivel económico, laboral, familiar y en sus relaciones personales

Intervención

Trabajo dirigido por un especialista que busca que una persona que se encuentra resistente a tomar tratamiento para dejar de consumir drogas mejore su disposición a cambiar y acceda a recibir terapia.

Adolescentes

Atención proporcionada a adolescentes que se encuentran en riesgo de consumo de una droga, están iniciando el consumo o ya han desarrollado una adicción al alcohol u otras drogas. Este servicio incluye asesoría especializada para los padres.

Familiares

Tratamiento dirigido a personas que tiene un familiar con problemas de adicción. Este tratamiento se centra en las necesidades de la familia, para ayudarles a enfrentar la situación y reducir sus niveles de malestar psicológico ocasionados por los problemas de adicción.